Arequipa

Conserva vida con “GERVITRO”

28 de agosto de 2018

Elegir entre ser un emprendedor o no, puede ser una decisión difícil y aún más si no se cuenta con el carácter y la personalidad para resistir, insistir y persistir. 

Tres jóvenes arequipeños se atrevieron a soñar y ejecutar una idea llamada “Gervitro”, con la que buscan evitar la extinción de algunas especies de orquídeas peruanas que se han visto afectadas por la tala y la inconsciencia de algunas personas.

Por eso, este proyecto que fue presentado a StarUp Perú, logró sobresalir entre cientos de propuestas, eligiendo a la Incubadora de Negocios Kaman para apoyarlo en su ejecución y desarrollo. “El talento de estos científicos es impresionante, estamos muy satisfechos, llegarán muy lejos y sabemos que harán importantes aportes al país”, aseguró Sandra Gonzáles, representante de Kaman.

Cristal Mixcan, Angela Calderón y Dante Morales, son biotecnólogos de profesión y con Gervitro presentan una propuesta diferente de creatividad, tecnología, arte y naturaleza con la finalidad que las personas cuenten con una pieza de biotecnología en sus hogares y abrir las mentes de las personas en relación a esta rama científica.

“Gervitro” presenta un tubo de ensayo que contiene un gel llamado SNG-1, que aporta los nutrientes necesarios a la planta desde sus inicios hasta su etapa de desarrollo por lo que estará bien resguardada en el recipiente; una vez sea necesario, se debe trasplantar a una maceta y ofrecer los cuidados básicos que cualquier ser vivo vegetal amerita.

“Muchos al principio no creían en esta idea, nos dijeron que era mucho peso en nuestra espalda, pero aquí estamos, lanzando una nueva propuesta que además de ser decorativa, es beneficiosa incluso para la agricultura”, declaro Mixcan; haciendo referencia a que la biotecnología no es transgénico, de hecho, el gel desarrollado puede ser usado para la siembra, ya que la tecnología vegetal puede uniformizar la cosecha de verduras y hortalizas, con ello se contribuye a la economía y desarrollo del país a través de la agricultura.

Por su parte, Angela Calderón recuerda que todo empezó por atreverse a crear y nunca desistir pese a los obstáculos, “El perder no significa que no se haya hecho nada, es una experiencia más” y con eso enfatizó que,  “Gervitro” es una idea que se ha ido puliendo en muchas semanas, donde han contado con la colaboración de artistas plásticos en la elaboración de esculturas transportadoras del tubo de ensayo que contiene la planta, bajo un nuevo estilo de comercio llamado “Economía Naranja”; informó también que, actualmente se desarrolla una tesis  para impulsar el área comercial de la idea.

Perú y Biotecnología

El tema del uso de la biotecnología en el Perú aún está en crecimiento. Según Dante Morales, en el norte del país se pueden encontrar algunos casos llevados con éxito de esta rama de la ciencia, no obstante, en la región de Arequipa aún falta potenciar su desarrollo y recalcó lo importante de migrar a esta área desde ya y que con su idea y algunas otras ya se ha empezado a dar los primeros pasos para ello.

“Con la técnica de propagación in vitro, no estamos haciendo daño a las plantas, estamos optimizando el crecimiento de la misma, aumentado el porcentaje de vida de algunas especies y garantizando su permanencia en el tiempo pese a la tala o uso desmedido de contaminantes que destruyen parte de nuestra selva”, dijo Morales.

La noche de este jueves 23 de agosto, en las instalaciones del Centro de Artes de la Universidad San Pablo; tres emprendedores e innovadores realizaron el lanzamiento de “Gervitro” bajo un evento llamado: “La Ciencia del Bioemprendimiento, una nueva cara para la economía”, donde acompañado de varios simpatizantes de las plantas y la tecnología, explicaron la misión, visión y funcionamiento de su proyecto, que ya es una realidad.

Uno de los asistentes, Neil León, administrador de profesión, pero amante de la vida vegetal, destacó lo importante de esta idea; considera que a largo plazo se debe migrar hacia la biotecnología, “Nos da una oportunidad para mantener con vida algunas especies nativas que muchas veces son destruidas por la ciudadanía, allí lo importante de lo que hacen estos profesionales”, destacó.

MaCTec Perú

El evento también contó con la presencia de Johanna Johnson, Directora de la Mini Academia de Ciencia y Tecnología del Perú (MaCTec Perú), una organización sin fines de lucro y reconocida por la UNESCO, que apoya el financiamiento de talleres científicos para niñas peruanas. Son aproximadamente 40 las beneficiadas con una beca anual para que asistan a clases con un científico importante e interactúen para buscar respuestas a varias interrogantes.

“Con esto queremos estimular la curiosidad nata de las niñas, ellas son, por naturaleza, más dadas a compartir información y expandir conocimiento”, declaró Johnson.

MaCTec tiene seis años de fundación y cuenta la sede principal en Lima; sin embargo, también hay estudiantes de otras partes del Perú. En los últimos años, la cantidad de postulantes se ha incrementado y para Johnson esto es importante porque se está creando una nueva conducta de investigación en las niñas; destacó que a futuro no descarta expandirse a otras ciudades del país.

En relación a Gervitro, mencionó que le llena de mucha alegría la manera en que estos profesionales combinaron ciencia y arte, aún más la forma en que quieren involucrar a las familias con la tecnología y el emprendimiento, “Les deseo mucho éxito y sé que van a lograr todo lo que se propongan, tienen una idea muy innovadora y las ganas de salir adelante”, puntualizó.

Compartir

Leer comentarios