Arequipa

Delitos informáticos se disparan en Arequipa

22 de julio de 2018

El delito casi perfecto ya cuenta con 153 víctimas en Arequipa. Este año la cifra de crímenes informáticos se duplicó y las fiestas son la ocasión propicia para que los delincuentes actúen en la ciudad.

Por: Mariela Zuni M.
El Pharming o phishing son algunos nombres de estos delitos conocidos a nivel mundial. Otros, son más populares como el fraude informático o la pornografía infantil, sin embargo, detrás de todos hay trampa, falsedad y engaño a través de Internet.

Según el marco legal peruano (Leyes N° 30096 y N° 30171), están tipificados hasta cinco tipos de delitos informáticos. Uno de estos son los que atentan contra el patrimonio y los otros tienen como principal víctima a menores de edad.

Las estadísticas de la Policía señalan que en lo que va del año 2018, se investigan 153 casos por Delitos Informáticos en Arequipa, de los cuales 112 casos están referidos a delitos contra el patrimonio, en la modalidad de fraude informático, y otros 41 contra la indemnidad y libertad de la persona.

Los agentes que trabajan en el Área de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (AIC-DAT), que pertenece a la División de Investigación Criminal de la Policía (Divincri), se encargan de perseguir esas prácticas delictivas cada vez más frecuentes.

De enero a la fecha los delitos informáticos han duplicado a los denunciados en todo el 2017 (80 casos). Las personas afectadas recurren a la Policía no siempre en el tiempo inmediato, por lo que en muchas ocasiones se pierde la flagrancia para la detención del presunto ciberdelincuente.

En Arequipa en promedio se denuncias tres delitos informáticos por semana, sin embargo se incrementan significativamente durante las fiestas, debido al pago de las gratificaciones que impulsan el movimiento comercial. Esta última semana en el Área de Alta Tecnología se reportaron 7 incidentes.

En Internet el delincuente toma distintas modalidades para hacerse del dinero de las víctimas, tal como explica el coronel PNP Wilder Rodríguez Arapa, jefe Divincri – Área de Investigación de Delitos de Alta Tecnología; tales como:

FRAUDE INFORMÁTICO
El fraude informático está relacionado a compras por internet, transferencias interbancarias de dinero clonación de tarjetas y otras defraudaciones. Delitos que generan cuantiosas pérdidas económicas en personas naturales y jurídicas.

La policía trata que las compras electrónicas no supongan ningún riesgo, sin embargo los usuarios no siempre están pendientes de su seguridad y son presa fácil de los “vampiros” que no están satisfechos hasta tomar el último billete de su cuenta bancaria.

Las defraudaciones no bajan de los 2 mil soles. Los retiros de dinero o compras pueden realizarse en un solo movimiento, pero también en varias operaciones para no llamar tanto la atención.

Antes la mayoría de delitos informáticos se hacían desde la ciudad de Lima, pero con la creación de la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat) de la Dirección de Investigación Criminal, los delincuentes se dispersaron a Iquitos, Trujillo, Piura y Tumbes.

Según la policía arequipeña, la mayoría de los titulares de las cuentas, a las que se hicieron transferencias de dinero de forma fraudulenta, son del norte del país, esta razón dificulta su ubicación y captura.

No obstante el 2017, tras las investigaciones policiales se logró la detención preliminar de 96 presuntos ciberdelincuentes.

CLONACIÓN DE TARJETAS
Esta modalidad consiste en copiar la banda magnética de la tarjeta para luego transferir la información confidencial (número y claves) a otra tarjeta en blanco. Una vez realizado este proceso, los delincuentes realizan retiros a través de cajeros automáticos o efectúan pagos con la tarjeta clonada como si fueran el titular.

Para evitar la clonación la Policía especializada recomienda memorizar y luego borrar el código de seguridad la tarjeta CVV, compuesto por 3 dígitos. Se encuentra generalmente dentro de un recuadro de fondo blanco en la parte posterior. Sin este código los ladrones no podrán acceder a la banca por internet o realizar compras virtuales.
No olvide firmar su tarjeta para prevenir el cambiazo, de esta forma podrá identificarla cuando haga cualquier transacción. Al momento de pagar, no pierda de vista nunca la tarjeta. No acepte ayuda de desconocidos.

PHARMING
Es otro de los mecanismos usados por los ciberdelincuentes para llegar hasta las cuentas bancarias de sus potenciales víctimas. Para esto se hace uso de páginas web falsas que suplantan a las originales.

Si va a realizar operaciones en línea, digite la dirección web de la entidad en la barra del URL para evitar caer en páginas web falsas. No utilice antivirus ‘piratas’ en sus equipos personales. Evite realizar operaciones o pagos desde cabinas de internet. Si no tienes un equipo seguro, acércate a la entidad y efectúa tus operaciones personalmente.

PHISHING
A través de esta modalidad de fraude los delincuentes buscan acceder a información personal mediante el envío de correos falsos que solicitan siempre actualización de información personal. Así se busca conocer números de las cuentas bancarias y claves de seguridad.

Siempre descarte los correos electrónicos que solicitan la actualización de sus datos personales (las entidades bancarias no solicitan confirmar claves o contraseñas mediante emails). No descargue archivos adjuntos de remitentes desconocidos. Evite hacer clic en avisos que anuncian grandes promociones.

REDES PELIGROSAS
Frente a su laptop una adolescente de 12 años decidió sacarse el polo para tomarse fotos y enviárselas, por WhatsApp, a un supuesto amigo de 15 años que en realidad era un depravado de 28. Él se había creado una identidad falsa para captar menores. Cuando el individuo exigió a la niña fotografiarse desnuda, se negó, entonces el delincuente mostró su verdadero rostro y la amenazó en hacer públicas las primeras fotos si la niña no accedía estar con ella. Era un caso de “grooming” o acoso cibernético.

La Policía advierte que al ingresar al internet una persona está expuesta a más de 50 ataques automatizados por minuto. Entonces los niños con acceso libre al ciberespacio son aún más vulnerables.

Esta semana la Policía Nacional de Alta Tecnología realizó en Arequipa la detención de tres varones, presuntos integrantes de la red Internacional de pornografía infantil llamada “Little Princess” que operaban mediante Whatsapp.

Se trata de los hermanos José y Carlos Condori Suyo de 24 y 28 años, en la asociación Ciudad de Dios, del distrito de Yura. En el celular de José encontraron fotografías y videos con contenido pornográfico presuntamente de menores de edad. En tanto se comprobó que su hermano mayor tenía amplio conocimiento en el mundo del ciberespacio al ser analista de sistemas.

También detuvieron a Fernando Alexander Huamaní Cancho (26), en su vivienda donde funciona una cabina de internet, en El Pedregal. Otro cuarto sujeto se escabulló de la justicia debido a que el celular registrado en la red de pornografía estaba a nombre de su madre.

La Divindat identificó a 249 personas a nivel internacional, 34 en el Perú y cuatro en Arequipa involucradas en la red Internacional de pornografía infantil liderada por un colombiano, pero que tiene seguidores en todo el mundo.
De enero a julio el Área de Alta Tecnología de la Policía recibió 41 denuncias contra la indemnidad y libertad sexual de las personas. La mayoría de víctimas son menores de edad, adolescentes mujeres chantajeadas sexualmente por extraños que conocieron en Facebook o el WhatsApp.

Tenga en cuenta que una inofensiva cabina de internet puede ser centro de operaciones de un depravado. La falta de filtros antipornográficos en el computador de la casa también representa una amenaza latente.

En todos los casos, el estar informados resulta tarea clave para evitar ser otra víctima. Se recuerda que pueden comunicarse con la central telefónica del Área de Investigación de Delitos de Alta Tecnología – Divincri Arequipa. (Telf. 054 223936).

Compartir

Leer comentarios