Arequipa

Editorial: Basta ya de hablar, hay que hacer

Todo indica que al margen de los escándalos políticos que se viven en el país, hay perspectivas económicas importantes para devolver saneamiento a la obra pública, disminuir el desempleo y tranquilizar el futuro de los niños y jóvenes. De Canadá, y por expresión del embajador del Perú, Martín Vizcarra, llegan buenas noticias sobre intereses en explotación minera y aquí mismo las compañías que trabajan en la extracción de recursos naturales ratifican su deseo de colocar dinero en obras que están trabadas por la burocracia o dificultadas por la crisis política.

7 de marzo de 2018
Editorial: Basta ya de hablar, hay que hacer

Todo indica que al margen de los escándalos políticos que se viven en el país, hay perspectivas económicas importantes para devolver saneamiento a la obra pública, disminuir el desempleo y tranquilizar el futuro de los niños y jóvenes.

De Canadá, y por expresión del embajador del Perú, Martín Vizcarra, llegan buenas noticias sobre intereses en explotación minera y aquí mismo las compañías que trabajan en la extracción de recursos naturales ratifican su deseo de colocar dinero en obras que están trabadas por la burocracia o dificultadas por la crisis política.

Los metales están al alza y todavía Perú tiene mucho por extraer de su subsuelo tanto en minerales como en combustibles, especialmente en el caso del gas.

Lo que se necesita es una actitud valiente, decidida y de entrega por el Perú, para poner cada cosa en su lugar y dar oportunidad a que el Ministerio Público y la justicia cumplan con tarea prevista en la Carta Magna, castiguen a los equivocados y reafirmen confianza.

Para esto no basta acusar simplemente o pretender desmentir todo sin pruebas a la vista. Hay que rescatar a los inocentes y por eso urge que el Ministerio Público acelere sus averiguaciones, determine responsabilidades y acuse ante los jueces a los responsables de haber aceptado coimas en los últimos años.

Urge también que el señor Presidente de la República convoque al Consejo de Estado después de aclarar su posición personal ahora mediatizada por las acusaciones que se le han hecho y demandar que manteniendo la independencia de poderes, deje que cada uno haga lo que le es debido para asegurar la reaceleración económica y el buen prestigio de un país que en los últimos años creció como ninguno en América del Sur.

 

El presidente de la República debe convocar al Consejo de Estado para analizar la crisis política, económica y social que se vive y plantear soluciones al más corto plazo.

 

Compartir

Leer comentarios