Arequipa

Editorial: Los puentes en emergencia

5 de marzo de 2018
Editorial: Los puentes en emergencia

La subgerencia de Gestión de Riesgos de la Municipalidad Provincial de Arequipa ha revelado, y seguramente con preocupación para la ciudadanía en general, que desde hace cuatro años pidió un informe técnico, a cargo de expertos nacionales o de ser indispensable del extranjero, sobre el estado de los puentes que vinculan las orillas del río Chili y que, a tenor de varios entendidos, adolecen de fallas estructurales.

Desoídos que fueron sus pedidos por parte del municipio ha resuelto utilizar sus propios técnicos para hacer la evaluación deseada, especialmente en el caso del puente Bolívar, popularmente conocido como de Fierro, por donde originalmente transitaron trenes y ahora solo vehículos livianos, por comprobada inestabilidad de sus bases carcomidas por el tiempo y las aguas.
También preocupa la situación del más antiguo viaducto sobre el Chili, el puente Bolognesi, construido en los tiempos del virrey Toledo durante más de 50 años y luego del puente Grau que soporta un tránsito intenso, antes de tranvías y vehículos en general y ahora también por él discurren carros de transporte público y que ha sido de objeto de permanente vigilancia y denuncia por parte de los colegios profesionales de Ingenieros y de Arquitectos.
Se precisa, asimismo, de una revisión en el puente San Martín y lo lamentable es que tales estudios se realizan cuando la temporada peligrosa para la estabilidad de los puentes ha sido una vez más superada con buena suerte, pues no ha habido lluvias que aumentaran a niveles peligrosos el caudal del Chili y que por el vaso regulador de Aguada Blanca se pueda controlar los desfogues de las represas hacia dicho río.
A fin de cuentas más vale tarde que nunca y es oportuno saber cuál es el estado del puente de Fierro y qué se puede hacer para sustentar debidamente el Bolognesi y el Grau, así como la estabilidad del San Martín, anotándose que el único puente que no será revisado, por la modernidad y solidez de sus estructuras, es el Chilina, ejecutado por empresas privadas mediante el sistema de pagos por impuestos durante la gestión administrativa de Juan Manuel Guillén Benavides.
 
Es de esperar que el municipio pida el concurso de ingenieros y de arquitectos o de las universidades que tengan docentes de esa especialidad, para evaluar la situación de estabilidad de los puentes que unen las riberas del Chili en una ciudad que crece y que llega ya al borde del millón y medio de habitantes.
 
Compartir

Leer comentarios