Arequipa

En Arequipa solo la mitad de madres dan de lactar a sus hijos

24 de marzo de 2019

Por Elizabeth Huanca U.

En la región Arequipa las mujeres que son madres prefieren utilizar leches artificiales antes que dar de lactar a sus bebés.

Un informe de la Gerencia regional de Salud (Geresa), revela que en Arequipa, solo el 55.6% de progenitoras, es decir 55 mujeres de cada 100, cumplen con dar lactancia materna exclusiva a sus niños hasta los 6 meses de nacidos.

La lactancia materna en Arequipa ha ido cayendo en los últimos cinco años. En el 2013, la cifra era optimista y es que el 78,2% de mujeres daba leche materna a sus hijos. En 2014, el porcentaje cayó en 1,3 puntos (76,9%), en el 2015, el panorama fue más adverso aun, pues solo el 65,7% de madres recurría a la lactancia materna para alimentar a sus niños. En 2016, la cifra fue de 59,3%. Mientras que en 2017, el porcentaje subió auspiciosamente a 70,2%. Esa data, aparentemente fue excepcional, pues el año pasado, la estadística evidenció un nuevo bajón a 55,6%.

La razón de esta realidad, de acuerdo al nutricionista e integrante del equipo de especialistas que monitorean la anemia en la región, Sandrino Rojas Paucar, apunta a la falta de tiempo, debido a que la mayoría de madres hoy en día trabaja. En promedio, las madres en Arequipa solo dan de lactar a sus hijos hasta los tres meses, luego la mayoría recurre a la lactancia mixta, es decir complementan la leche materna con leche artificial.

Para Rojas, la desidia también juega en contra de la alimentación de los bebés. Recuerda que una opción para no cortar la lactancia exclusiva en mujeres que trabajan es extraer la leche y dejarla refrigerada para que esta sea administrada al bebé a sus horas.

RELACIÓN CON
LA ANEMIA
Rojas, además, remarca que no dar lactancia materna exclusiva por lo menos hasta los seis meses, contribuye a que los índices de anemia no bajen al ritmo esperado. “Hasta los seis meses, la leche materna otorga todos los nutrientes que el niño necesita pero si esta se suspende o se combina, hay más probabilidad que el niño desarrolle anemia”, comenta. Remarca que darle a un menor de un año leche de vaca o evaporada (en todas sus formas), genera hemorragias internas a nivel intestinal, lo que agrava el cuadro de anemia de los bebés.

La reflexión de Rojas es válida. Y es que, en 2017, la región redujo el porcentaje de anemia en 10 puntos de 44.5% en niños de 0 a 3 años a 34.2%. Paradójicamente ese año, la lactancia materna se elevó al 70,2%, una cifra que no se repitió en 2016, menos en el 2018. La idea en ese sentido, es incentivar a las madres que no cambien la leche materna por la artificial, menos por la de vaca.

ANTEPENÚLTIMOS
El panorama en el país es similar, la data del Ministerio de Salud, revela que en el 2018, el 66,4% de madres peruanas daban lactancia materna. Los números han ido decreciendo desde el 2013. Ese año, la lactancia exclusiva con leche materna fue de 72.3%, es decir de cada 100 peruanas, 72 daban pecho a sus niños. En 2014, la data bajó a 68,4%. En el 2015, el porcentaje cayó en tres puntos porcentuales (65,2%). En 2016, hubo una leve mejora a 69,8%, mientras que en el 2017, la lactancia materna llegó al 64,2%.

Arequipa, según el Ministerio de Salud, se encuentra entre las cuatro últimas regiones del país donde menos se da de lactar a los bebés. Solo Lambayeque (53%), Tumbes (43,8%) e Ica (28,6%) superan a la región mistiana.

Un panorama distinto se observa en regiones como Huancavelica, donde casi el 90% de madres dan de lactar a sus bebés. Algo similar ocurre en Loreto, Ucayali, Cajamarca y Apurímac, las cinco jurisdicciones donde la leche artificial no existe y solo se da pie a la “tetita de mamá”.

El informe del Minsa para el año 2018, además evidencia, que las mujeres con menor nivel de instrucción son las que más dan de lactar. Así, el 80,5% de madres que no han estudiado o solo culminaron la primaria, alimentan a sus bebés con leche materna. El 69,3% con estudios secundarios también recurren a ello, mientras que solo el 54,8% de mujeres con estudios superiores optan por dale pecho a sus bebés.

LACTANCIA PREVIENE
EL CÁNCER
La lactancia materna no solo favorece al bebé. La mujer que da pecho a su niño también es beneficiada ampliamente. El ex gerente del Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas del sur (Iren) y médico oncólogo, José Luis Picoaga Chávez, remarca que una mujer que da de lactar a su bebé por encima de los seis meses hasta pasado el año de vida tiene seis veces menos probabilidad de padecer de cáncer de mama.

El especialista recuerda que este mal ha ido creciendo en los últimos tres años en la región, a tal punto de presentar estadísticas similares o inclusive mayores que el cáncer de cuello uterino. En Arequipa, hoy en día, por cada 100 mil mujeres, 44 tienen cáncer de mama.

La lactancia además es un excelente y eficaz método anticonceptivo. Picoaga explica que lactancia bloquea la menstruación y con ello la actividad de los ovarios. La mujer que no ovula esta menos expuesta a desarrollar alguna neoplasia.

Además recuerda que una mujer que da de lactar a su niño baja más rápido de peso.

Compartir

Leer comentarios