Arequipa

Hospital Honorio Delgado requiere 200 millones para equipos y personal

24 de junio de 2018

Un problema tras otro atraviesa el hospital de referencia del sur del país. Primero fue el desabastecimiento de medicinas, luego el colapso del centro quirúrgico y hace unos pocos días la nueva área de Hemodiálisis dejó de funcionar, afortunadamente las autoridades actuaron y en tiempo récord empezó nuevamente a prestar el servicio.

Por: Jonathan Bárcena C.

“Que los sanos no se enfermen y que los enfermos no se mueran”, reza el lema con el que fue creado hace 60 años, el Hospital III Regional Honorio Delgado Espinoza. Sin embargo, en el último año el nosocomio empezó a evidenciar la crisis en la que funciona tras el olvido de sus autoridades desde el tiempo de su nacimiento.

El hospital requiere para salir del coma en el que se encuentra, más de 200 millones de soles para equipamiento y contratación de personal.

El director del hospital, Milton Jiménez Bengoa, señaló que 100 millones son para equipos e instrumental médico que no se renueva desde el año de fundación. Sin embargo, hay otro monto similar y hasta mayor que se requiere para cubrir la brecha de especialistas médicos, enfermeras, anestesiólogos y otros.

“Nosotros pagamos 60 millones en planillas de mil 600 empleados. Requerimos una cantidad similar para contratación de un similar número de trabajadores de diferentes especialidades”, alertó el médico.

Jiménez refiere que esta realidad se debe a que la cantidad de pacientes que llegan al Honorio prácticamente se triplicó y el personal médico no aumentó, y solo algunos equipos fueron reemplazados.

“El hospital fue creado para 300 mil habitantes de Arequipa, ahora esa cifra creció a un millón 300 mil, que es la cantidad que atendemos. Además con el paso del tiempo los pacientes de otras regiones del sur del país fueron transferidos al hospital y la cifra sigue creciendo”, dijo.

Eso dejó prácticamente inoperativo al hospital, sin embargo, su personal siguió trabajando para no restringir el servicio a los pacientes, pero las deficiencias se empezaron a notar.

DESABASTECIMIENTO

Meses atrás desde el sindicato de trabajadores del hospital denunciaron la falta de medicinas para los pacientes que se atienden, quienes no solo son de Arequipa, sino más bien que llegan de la macrorregión sur.

Medicamentos tan sencillos como paracetamol y gasas, o tan complejos como los que tratan males cardiacos, eran los grandes ausentes en la farmacia del Honorio Delgado, provocando que los pacientes deban buscar por su propia cuenta las medicinas en cadenas farmacéuticas que les cobran hasta 10 veces el valor.

Desde el hospital anunciaron que el desabastecimiento se debía a temas burocráticos de compra o a problemas con los proveedores. En suma se lavaban las manos. Poco a poco fue superándose el impasse, sin embargo aún persiste el desabastecimiento en algunos medicamentos.

Semanas atrás el director regional de la Dirección Ejecutiva de Medicamentos Insumos y Drogas, Pedro Escobedo, señaló que las compras se hacen anuales y las licitaciones para comprar los lotes de medicinas son similares a los de compra de material para una obra.

“Comprar medicinas no es igual que comprar fierro o cemento, nosotros tratamos con vidas humanas, en ese sentido la norma de compras del Estado debe tener una excepción para comprar medicamentos”, dijo.

EN COMA

El centro quirúrgico fue la gota que derramó el vaso en el nosocomio. Los especialistas que atienden en esta área por poco entregan las salas de operación por la falta de condiciones para operar a los pacientes. Más allá del riesgo que implica ingresar a una intervención, era un peligro acostarse en las camillas de operación del Honorio.

El jefe del Departamento de Cirugía del hospital, Hugo Paredes Núñez, junto a otros especialistas denunció que la emergencia decretada para el hospital desde el Ejecutivo Nacional no había servido de mucho pues no se superaron los problemas de equipamiento.

“Llevamos más de 120 días y no hay equipos, no hay nada. Las donaciones que hizo la empresa llegó incompleta”, dijo semanas atrás.

Efectivamente Sociedad Minera Cerro Verde donó cuatro millones de soles en equipos para el hospital, sin embargo, hubo problemas con los equipos de laparoscopía que llegaron sin pinzas, accesorios indispensables para que operen los médicos.

Las autoridades del hospital y la propia gobernadora regional, Yamila Osorio Delgado, se excusaron que hubo un error en el requerimiento y anunciaron la llegada del material faltante.

Con el colapsó de la última camilla de operación, la gobernadora anunció que se recuperarían equipos de tres centros de salud para reabastecer al Honorio Delgado. Como era de esperarse el rechazo a esta medida no se hizo esperar de los galenos de los referidos establecimientos.

“Es una medida temporal mientras se realiza el requerimiento. Los equipos fueron entregados para abrir nuevas áreas, sin embargo, no se instalaron por lo que no habrá afectación a los pacientes”, dijo la gobernadora, quien prometió que iban a ser devueltos.

Finalmente los equipos fueron llevados al hospital regional y ahora se está a la espera de que sean devueltos en un corto periodo de tiempo.

CIERRAN PUERTAS

En el marco de la emergencia, el Ministerio de Salud (Minsa) envió especialistas para que constaten las necesidades del hospital. El grupo de trabajo confirmó la situación crítica del nosocomio con un informe, sin embargo, cuando todos pensaban que la ayuda económica iba a llegar, desde el ministerio anunciaron que no iba a ser posible por falta de presupuesto.

Milton Jiménez señaló que ese fue un duro golpe al hospital, no obstante el Consejo Regional amplió la emergencia por 90 días y en ese marco se hicieron nuevas gestiones para el apoyo financiero correspondiente.

La última semana el Minsa dio marcha atrás en su negativa y transfirió 2 millones 100 mil para el nosocomio que servirá para la compra de equipos. La gobernadora señaló además que aún faltan equipos de la donación que hizo la minera por llegar.

SOLO UN AÑO

Cuando parecía que todo iba marchando mejor la semana pasada el centro de hemodiálisis colapsó a un año de su inauguración. La bomba de agua a las máquinas no resistió y 15 pacientes no recibieron la limpieza de su sangre.
Jiménez Bengoa señaló que los pacientes son personas estables sin ninguna complicación y anunció que se recuperaría en horas el funcionamiento de los equipos y así fue. El último jueves los pacientes se pudieron dializar.
En esta área son 45 pacientes que reciben tratamiento en tres turnos interdiarios.

De a pocos el hospital va reviviendo, pero siempre hay deficiencias, como la nueva infraestructura de emergencia que hasta el momento no funciona. En fin, la ciudadanía espera que el hospital supere todos sus problemas y sus profesionales den un servicio de calidad.

Compartir

Leer comentarios