Arequipa

La lucha contra la anemia en zonas alejadas de la ciudad

22 de julio de 2018

En el pueblo joven Juan Velasco Alvarado de Cayma la lucha contra la anemia no cesa. Reportes de la Gerencia Regional de Salud revelan que el 47,8% de menores aún padece del mal. El indicador es uno de los más altos en la ciudad. En este sector, uno de los más alejados del distrito, el Estado y los privados se han unido para frenar la enfermedad. La iniciativa no solo busca dar tratamiento, sino involucrar a los padres en la recuperación de sus niños.

Por: Elizabeth Huanca U.

Una bebida en base a cañihua y bazo con fruta, es usada como referente para enfrentar la anemia en una mañana fría en el pueblo joven Juan Velasco Alvarado, ubicado a casi una hora del centro de la ciudad, en una de las zonas más lejanas de Cayma.

El brebaje, aunque no suene bien en letras, es agradable al paladar. Un grupo de voluntarias de la Cuna Divino Niño de Cuna Más les enseñan a madres de la zona, generalmente usuarias de este programa que apunta al cuidado de niños de familias en pobreza y pobreza extrema, a cómo hacer la preparación rica en hierro e ideal para luchar contra la anemia.

Este mal se origina por deficiencia de hierro en el organismo. Crea problemas en el desarrollo intelectual del niño, sino es superado hasta los tres años. No solo ello, los niños anémicos, además de no captar lo que aprenden, están expuestos a enfermedades por sus bajas defensas.

Esta no es la primera vez que las funcionarias dan tips de cocina a las madres. Desde hace más de un año, esta labor se ha intensificado. En Cayma 16 voluntarias que laboran en nueve cunas visitan los hogares para vigilar y controlar a los niños con anemia. La actividad forma parte de las metas trazadas por el comité multisectorial en salud, liderado por la comuna de Cayma.

La región Arequipa logró reducir exitosamente la anemia en el último año. El índice cayó de 44,5% en el 2016 a 34,2% en el 2017. Una disminución de 10,3%. Los mejores resultados se lograron en las provincias más lejanas. Sin embargo, en Cayma, uno de los distritos más populosos de la ciudad, la realidad aún preocupa. Falta mucho por hacer.

Según los últimos reportes de la Gerencia Regional de Salud (Geresa), en la microrred de Buenos Aires, a la que pertenece el pueblo joven Juan Velasco Alvarado y gran parte de los asentamientos humanos, ubicados a la margen izquierda del distrito, solo se redujo el mal en 3%. En 2016, el 50,9% de niños en esta parte del distrito tenían anemia. Para el 2017, el indicador es 47,8%. En el resto del distrito esta situación es similar.

UNIENDO FUERZAS

Para enfrentar el panorama en esta jurisdicción, el Estado ha unido fuerzas con el sector privado. Hace tres meses, la clínica San Juan de Dios ha empezado a reforzar las estrategias del comité multisectorial de Salud para combatir la anemia en Cayma. Así, la comuna distrital, el programa Cuna Más y este nosocomio han iniciado un trabajo mancomunado para identificar, tratar y curar a los pequeños con anemia.

A través del programa se capta a los menores con deficiencia de hierro y los especialistas de la clínica se encargan de financiar el tratamiento. Las mamás voluntarias de Cuna Más por su parte, refuerzan la estrategia haciendo visitas a los domicilios para verificar que los padres cumplan con el esquema médico, consistente en la administración de sulfato ferroso, pero además instruyen a los padres en alimentación saludable. Las bebidas de cañihua y bazo solo es parte de un gran recetario, desconocido por la mayoría de progenitores. Mediante sesiones demostrativas, los padres aprenden que la papaya, el camu camu, la fresa, el aguaymanto, la tuna y la guayaba son “amigos del hierro”. En el otro extremo, los productos con cacao como los chocolates, tortas, cereales, galletas helados, mates, gaseosas y el café son “enemigos” de los niños.

“Tratar la anemia es una labor de los papás, los especialistas somos un instrumento de ayuda para que el tratamiento sea exitoso. El tratamiento médico es una parte, pero no es lo principal, lo más importante es la alimentación saludable”, recuerda Marianella Huamán, gerenta médica de la clínica San Juan de Dios.

Mediante esta iniciativa, a la fecha han identificado a 50 menores de 6 meses y tres años, con anemia. Los primeros 25 empezaron su tratamiento hace un mes. El viernes último, los especialistas de la institución anunciaron que prolongarán el mismo por seis meses para asegurar su recuperación. No obstante, otros 25 niños de diferentes pueblos jóvenes fueron identificados por las voluntarias y el nosocomio llevó un minilaboratorio hasta la cuna Divino Niño para su tamizaje. El procedimiento consiste en extraer una muestra de sangre en una microcubeta e introducirla en un hemoglobinómetro, donde se marca el índice de hemoglobina. La cifra límite para la región es once gramos por decilitro.

Uno a uno, los pequeños pasan la prueba en medio de un mar de lágrimas. La prueba es necesaria para empezar un tratamiento adecuado.

MÁS NIÑOS

En Cayma, de acuerdo a la jefa de la Unidad Territorial de Cuna Más (ex wawawasis), Karina Portugal Cuadros, 240 niños entre 6 meses y tres años de edad están inmersos en el programa. Ellos son atendidos desde las 08:00 horas a 16:00 horas. Antes de ingresar todos deben someterse a análisis de hemoglobina para verificar su estado de salud.

Los que son identificados con el mal, son atendidos mediante la red multisectorial. Los que no, también pasan por el tratamiento preventivo en base a gotitas de sulfato ferroso y chispitas. En Cuna Más, además refuerzan su alimentación con tres comidas diarias y frutas, especialmente cítricos que sirven para fijar el hierro en el organismo.

Portugal confiesa que la realidad de los padres de estos niños, no siempre es favorable. Todos son de escasos recursos y generalmente deben trabajar para mantener a sus niños, por eso los dejan en la Cuna. También hay gran cantidad de madres solteras y jóvenes menores de edad. Pese a estas realidades, remarca, no deben descuidar la alimentación de sus niños.

Mientras Portugal explica este panorama, los especialistas de salud han culminado los tamizajes. Los resultados están al cabo de una hora. No son favorables. En Cayma, aún falta mucho por hacer.

LLAMADO DE URGENCIA
En esa misma línea, la Gerencia Regional de Salud ha hecho un llamado de urgencia a todos los padres con niños que hayan cumplido los 4 meses de edad para que acudan a los establecimientos de salud y sean tamizados. Antes, el tratamiento contra la anemia, iniciaba a los 6 meses, ahora por disposición del Ministerio de Salud, este comienza dos meses antes.

Alimentos ricos en hierro
Grupo A (alto en aporte de hierro)
Bofe
Chalona
Mondongo
Pavo
Res
Cordero
Riñón
Sangrecita
Bazo

GRUPO B (MEDIANO EN APORTE DE HIERRO)
Anchoveta
Bonito
Jurel
Chancho
Pollo

GRUPO C (BAJO APORTE EN HIERRO)
El hierro contenido en cereales y menestras es de menor calidad. Para que el organismo lo aproveche bien es necesario acompañarlos con los “amigos del hierro”.
Cañihua
Quinua
Kiwicha
Haba seca
Frejoles
Pallar
Alverjas

Compartir

Leer comentarios