Arequipa

Madre envenena a hijos y se quita la vida

Agobiada por problemas económicos y probablemente por continuas discusiones con su expareja, Idalia del Castillo Villena (51) habría tomado la fatal decisión de envenenar a sus dos hijos Cristina B.D.C. (23) y Miguel B.C.D. (12). Luego de cometer el asesinato, la mujer se suicidó.

13 de marzo de 2018
Madre envenena a hijos y se quita la vida

Agobiada por problemas económicos y probablemente por continuas discusiones con su expareja, Idalia del Castillo Villena (51) habría tomado la fatal decisión de envenenar a sus dos hijos Cristina B.D.C. (23) y Miguel B.C.D. (12). Luego de cometer el asesinato, la mujer se suicidó.

La tragedia sucedió en la Av. San Martín Nº 4600 en el sector de El Porvenir en el distrito de Miraflores.

La expareja de Idalia y padre de las víctimas, Miguel B.P (54), fue quien encontró los cadáveres la mañana de ayer y dio parte a la comisaría del lugar. Los agentes llegaron a la vivienda cerca del mediodía. 

Las primeras investigaciones de la sección de Homicidios del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) daban cuenta que las tres personas habrían fallecido entre 9 a 12 horas antes, por lo que se cree que los hechos ocurrieron la noche del domingo o durante la madrugada de ayer. Los cuerpos ya estaban en proceso de descomposición. 

Los cuerpos fueron hallados en habitaciones diferentes. En una la madre y su menor hijo permanecían aún en piyama. En otro, la joven, quien era universitaria, se encontraba en similar situación. 

HIPÓTESIS

Idalia es maestra de profesión. La hipótesis que manejan los agentes de Homicidios señalan que la mujer habría asesinado a sus dos hijos, dándoles de beber jugo de fresa con veneno para ratas, para finalmente quitarse la vida.

La teoría policial se refuerza debido a que los agentes hallaron en la cocina de la vivienda 15 sobres de veneno para ratas “campeón”. De estos, 13 estaban abiertos y vacíos. 

Los vecinos del sector se mostraron sorprendidos por el hecho. La mayoría señaló que Idalia era una mujer tranquila, aunque no mantenía mucho contacto. 

En tanto la Policía continuará con las investigaciones para determinar con exactitud qué es lo que realmente ocurrió.

 

Compartir

Leer comentarios