Arequipa

Más procesados por conducir ebrios y por no pasar alimentos

El conducir en estado de ebriedad y por no pasar pensión de alimentos para sus hijos, son las principales causas de procesamiento en la modalidad de flagrancia en la Ciudad Blanca, desde que se puso en marcha el Decreto Legislativo Nº 1194, norma que establece un proceso inmediato en casos de delito flagrante. Se debe tener en cuenta que el delito con mayor frecuencia es el de peligro común, es decir, por conducir en estado de ebriedad que es cerca del 50%. Le sigue omisión a la asistencia familiar (30%), que se comete cuando el padre deja de abonar una pensión de alimentos para sus hijos. El resto son por hurtos, robos, violencia y resistencia a la autoridad, entre otros.  

12 de junio de 2017
Más procesados por conducir ebrios y por no pasar alimentos
Fuente de imagen:
El conducir en estado de ebriedad y por no pasar pensión de alimentos para sus hijos, son las principales causas de procesamiento en la modalidad de flagrancia en la Ciudad Blanca, desde que se puso en marcha el Decreto Legislativo Nº 1194, norma que establece un proceso inmediato en casos de delito flagrante.
Se debe tener en cuenta que el delito con mayor frecuencia es el de peligro común, es decir, por conducir en estado de ebriedad que es cerca del 50%. Le sigue omisión a la asistencia familiar (30%), que se comete cuando el padre deja de abonar una pensión de alimentos para sus hijos. El resto son por hurtos, robos, violencia y resistencia a la autoridad, entre otros.

 

 

En la mayoría de estos juicios inmediatos, las sentencias fueron con penas suspendidas, estableciéndose reglas de conducta. Su desobedecimiento es pasible de ser revocada por penas efectivas.
Según la información del Sistema Integrado Judicial de la Corte Superior de Justicia de Arequipa (CSJA) fueron procesadas 6 mil 842 personas bajo la modalidad de flagrancia, cifra data desde que el 29 de noviembre de 2015 entró en vigencia la conocida Ley de Flagrancia hasta mayo de este año.

La norma dispone que se procese en menos de 72 horas –de tenerse los elementos de convicción (pruebas)– a los que sean detenidos infraganti, es decir en los instantes de cometer el delito. Los sujetos son sentenciados en días u horas, garantizándose el debido proceso. Esto con el fin de acortar plazos.

Bajo esta medida, según la información de la Corte en Arequipa de los 14 despachos de flagrancia (nueve de Investigación Preparatoria y cinco Unipersonales) en el distrito judicial, fue en la Sede Central donde se ventiló la mayoría, recibiendo mil 977 procesos en sus cuatro órganos jurisdiccionales.

Le sigue Paucarpata con mil 1453. En esta jurisdicción hay dos despachos que ven flagrancia: uno Unipersonal y el otro Juzgado de Investigación Preparatoria (JIP). Este último atendió mil 31 expedientes.

También lidera Cerro Colorado (949), continúa el JIP de Hunter (700 casos), Camaná (655), Mariano Melgar (475 expedientes), JIP El Pedregal (328) e Islay (292).

 

EL PROCESO

Cuando una persona es atrapada en delito flagrante es detenido en la comisaría solicitándose la presencia del fiscal. El magistrado recaba las declaraciones de las partes (víctima, detenido), testigos, recoge pruebas y dispone más pericias de ser necesario. En las 24 primeras horas, el imputado puede acogerse al principio de oportunidad con acuerdo del fiscal y la policía.

De no ocurrir, pasa al Poder Judicial con un requerimiento fiscal. El juez de Investigación Preparatoria convoca a audiencia y decide si se va o no a juicio inmediato. Aquí hay una segunda oportunidad para el detenido de acogerse a la terminación anticipada, reconociendo sus hechos, para reducir su sanción. De no ser así recién pasa a juicio y en menos de 72 horas debe ser sentenciado.

Finalmente, la tendencia de los procesos de flagrancia es ascendente. Si en todo el 2016 hubo 3 mil 236 causas, solamente en los cinco primeros meses de 2017 ya van mil 849. Lo que hace estimar que al cierre de año se superen los 4 mil procesos.

 

Compartir

Leer comentarios