Arequipa

Médicos a un paso de entregar el Centro Quirúrgico del hospital Honorio Delgado

Los profesionales de la salud ayer por la mañana realizaron un plantón de protesta en la dirección del nosocomio y revelaron las pésimas condiciones en las que trabajan. Utensilios de hace 60 años, equipos malogrados, instrumentos con óxido y sin personal son las deficiencias con las que laboran los médicos y enfermeras.

12 de junio de 2018

Los profesionales de la salud ayer por la mañana realizaron un plantón de protesta en la dirección del nosocomio y revelaron las pésimas condiciones en las que trabajan. Utensilios de hace 60 años, equipos malogrados, instrumentos con óxido y sin personal son las deficiencias con las que laboran los médicos y enfermeras.

Operación centro quirúrgico. Este podría ser el título de la triste realidad en la que se encuentra el Centro Quirúrgico del hospital Honorio Delgado Espinoza. El último fin de semana tuvieron un problema con las mesas de operación en plena intervención de un paciente y fue la gota que derramó el vaso para que médicos y enfermeras piensen en entregar esta área vital del nosocomio.

El jefe del Centro Quirúrgico, Hugo Paredes, señaló que ya no pueden seguir operando en las condiciones en que se encuentran porque es muy riesgoso realizar una intervención a los pacientes de emergencia que venían atendiendo durante esta temporada de emergencia que ya bordea los 120 días.

“Prácticamente todas nuestras salas colapsaron, de las siete que tenemos solo dos funcionan, pero no están equipadas correctamente para prestar el servicio a los pacientes”, señaló el galeno.

En una rápida inspección en los ambientes del tercer y cuarto pisos, donde se encuentran las salas que atienden a pacientes de emergencia, se pudo apreciar el estado de abandono en que se encuentran. Desde instrumental médico corroído por el óxido hasta equipos vitales que se encuentran en desuso por estar malogrados es la realidad del Centro Quirúrgico.

Natividad Quispe, jefa de enfermería del cuarto piso, relató cómo la mesa de operación dejó de funcionar y ahora son ellas y sus colegas quienes deben acomodar manualmente el equipo para que los médicos sigan con su trabajo.

“El control remoto de la mesa ya no funciona. Nosotras nos tenemos que agachar hasta el piso y accionar manualmente para subir o bajar al paciente, es más, el control manual también está malogrado y solo con nuestras manos tenemos que empujar. El área está contaminada con los restos de sangre del paciente”, contó.

Un equipo tan indispensable para una operación, como es el aspirador, funciona a media caña. La pericia de las enfermeras ha hecho que los antiguos aspiradores que se empotraron a la pared en la inauguración del hospital sean nuevamente utilizados, sin embargo el paso de los años es evidente. El óxido los ha corrido y las cañerías desperdician mucha agua al momento de ser usadas en una intervención.

“Los aspiradores sirven para sacar los líquidos, como la sangre, de una cavidad en la que está operando el médico, sin eso el doctor no ve dónde está operando”, explicó la enfermera.
También se quejan de falta de personal. Tienen un déficit de 17 especialistas y actualmente solo trabajan con 30 profesionales.

Un horno microondas y una cocina eléctrica pequeña sirven de improvisados instrumentos para calentar el suero que será suministrado a los pacientes al momento de la intervención. Ambos también están a punto de expirar.

Los mandiles de protección contra la radiación es otro cantar. Muchos datan de hace 60 años, fecha en que se fundó el Honorio Delgado Espinoza, el paso de los años no es en vano y ahora más que proteger al personal es un estorbo para ellos.

Falta reactivos, los procesos de esterilización de instrumental demora más de lo debido porque no se cuenta con los equipos adecuados, las pantallas para leer rayos X se encuentran con parches, balones de oxígeno con esparadrapos para que no haya fugas, salas sin cortinas y un sinfín de problemas se puede divisar cuando uno entra consciente a la sala de operaciones, pero cuando entra anestesiado, prácticamente está encomendando su vida al profesionalismo de los médicos.

Los galenos cansados de la realidad esperan la respuesta de las autoridades, de lo contrario, cerrarán las puertas del Centro Quirúrgico y las más de 800 operaciones embalsadas seguirán en aumento.

RESPUESTA OPORTUNA
Conocida la queja de los galenos, el director del hospital, Milton Jiménez Bengoa, se reunió con una comitiva y les explicó lo que se está gestionando ante el Gobierno central en estos 90 días de ampliación de la emergencia que se decretó en febrero. Actualmente transcurrieron 120 días. Jiménez se comprometió a devolverles la mesa de operaciones para que puedan seguir laborando.

En la tarde, en otra reunión entre el gerente regional de Salud, Edwin Bengoa Feria, el asesor del Gobierno Regional de Arequipa, Abraham Ponce, la asesora Dianira Meza Mendoza y los representantes del personal de salud del centro quirúrgico se llegó a un acuerdo.
En el documento se señala que se trasladarán dos aspiradores de secreción rodable, dos mesas de operaciones hidráulicas/eléctricas y dos ventiladores rodables mecánicos–neonatal de los centros de salud Javier Llosa García, Edificadores del Misti y Tiabaya.

“El hospital Honorio deberá hacer un requerimiento al Gobierno Regional de Arequipa de dos máquinas anestésicas, dos mesas quirúrgicas, dos ventiladores, dos monitores y dos aspiradores para reponer los equipos en el hospital”, señaló.

Hoy se deberían estar entregando el instrumental y equipos para iniciar de nuevo con las operaciones que desde ayer se paralizaron por la protesta de los galenos.

Compartir

Leer comentarios