Arequipa

Música de Ballón Farfán es Patrimonio Cultural de la Nación

9 de agosto de 2018

Benigno Ballón Farfán ha compuesto música de la que hoy los arequipeños nos enorgullecemos y que ha sido considerada Patrimonio Cultural de la Nación.

“Ni cuando fue atacado por la ceguera dejó de escribir. A veces le llegaba la inspiración a medianoche, cuando todos dormían y me despertaba. ¿Me puedes escribir estas notas?”, cuenta su hijo Reynaldo. Este de inmediato se paraba de la cama, cogía el cuaderno y hacía las anotaciones. “¿Ahora puedes tocarlas en el piano?”, le decía.

Dos años antes de fallecer, a los 65 años, la diabetes invadió su cuerpo, pero para nada su cerebro, le quitó la visión, pero pese a eso su mente seguía creando, –cuenta su hijo–, quien se lo llevó a vivir con él, “cuando ya ninguna mujer lo aguantaba”, dice bromeando.

Su primera presentación la hizo a los 13 años en el Centro Social Obrero de la calle Ejercicios, ahora Álvarez Tomas, donde se llenó de aplausos, a los 15 tuvo su primer trabajo rentado. A los teatros Fénix y Olimpo llevaba su piano y mientras la película de cine mudo corría en los carretes, él le ponía la música, de acuerdo a la escena que pasaba.

Como gran músico también era un gran enamorador. “Las mujeres hacían cola”, comenta su hijo riendo. Llegó a tener 16 hijos. “Ninguno superpuesto”, aclara. Embarazaba a una mujer, terminaba su relación y continuaba con otra. “Somos 16 oficiales, creemos que hoy otros 16 por el mundo; pero es mejor ignorar, para que no vengan a reclamar la herencia”, vuelve don Reynaldo con las bromas.

Reynaldo es el octavo hijo, cuenta que cuando le comunicó su intención de postular a la universidad, se burló de él, porque ninguno de los anteriores quiso ser profesional. “Cuando ingresé se puso a llorar y me pidió disculpas por no haber confiado en mí”, dijo.

Se fue a vivir a Bolivia, donde por la nostalgia escribió el famoso vals “Melgar”. Se cree que también allí dejó recuerdos que llevan su ADN, lo mismo que en otros países a los que viajó. Es autor de casi todos los temas representativos de la ciudad, como Ciudad Blanca, Silvia, El Arrullo, La Benita, entre muchos otros, con ritmos como himnos, marineras, yaravíes, pampeñas, entre otras composiciones, que se han logrado contabilizar y llegarían a unas 130.

Este trabajo le ha merecido obtener el título de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación, por su gran contribución a la cultura y tradición de la ciudad, el mismo que fue gestionado por Percy Murguía, quien también gestionó el mismo título para el wititi.

DATO
Cada mes de agosto es cuando más se recuerda a este gran compositor, ya que permite a los arequipeños sentirse más orgullosos de su tierra, al escuchar melodías que han sido interpretadas por grandes cantantes.

Compartir

Leer comentarios