Arequipa

Omar Candia presionará para la ejecución de un tranvía

5 de diciembre de 2018

Omar Candia defenderá su proyecto bandera prometido en campaña electoral.

“El Sistema Integrado de Transporte ya está aprobado por Cultura, no hay problema, esto ya está aprobado en el Plan Maestro del Centro Histórico de Arequipa (Plamcha), ya está aprobado y no hay nada que discutir allí… En el Plamcha está aprobado que el SIT ingresa al Centro Histórico y eso fue aprobado por el sector Cultura”, dijo el electo alcalde de Arequipa, Omar Candia, al referir que tomará como mecanismo de gestión y base para el desarrollo de un tranvía un documento generado, y aprobado por el Ministerio de Cultura y la Gerencia del Centro Histórico de Arequipa, el Plamcha.

El documento, que aún es evaluado por el Instituto Municipal de Planeamiento (Impla), es un instrumento de gestión, técnico normativo que tiene por objetivo complementar la planificación urbana de las localidades, en este caso la zona patrimonial, para facilitar la actuación u operación urbanística mediante un tratamiento integral especial.

Víctor Dibán, gerente del Centro Histórico de Arequipa, señaló que la inclusión del Sistema Integrado de Transporte (SIT) en el Plamcha no afectará la zona patrimonial. A través de este documento, que pretende dejar la gestión de la alcaldesa de Arequipa, Lilia Pauca, a la próxima gestión y dejarles pase libre para el próximo desarrollo de un sistema masivo.

“Lo que se critica, y es más, lo único que toca en el Centro Histórico de Arequipa es Jerusalén y Bolívar, todo lo demás es tangencial, porque no van a decir que no hay transporte en Salaverry o Juan de la Torre, son tangenciales, ni La Marina, porque son límites. Y lo que cuestiona, el señor Nicoli, y no creo que cuestione, está en duda respecto a esos dos ejes. Y es más, antes de que yo esté aquí fue validado por el Colegio de Arquitectos, y no se trata de decir un día sí y al otro no”, señaló el funcionario al señalar que el Plamcha contempla el ingreso del sistema de transporte penetrándola, pero respetando ciertos criterios.

Entre las “regularizaciones” explica que la activación de Jerusalén y San Juan de Dios, debe ingresar en el caso de un tranvía con una velocidad controlada, parecido a lo que sucede en ciudades europeas.

“No hay razón para decir que no, además Arequipa estaba llena de tranvías antes y era lindo, que bonito hubiera sido mantenerlos, pero eso depende de los estudios y lo que sí es que, y en todas las reuniones que hemos tenido, el concepto que se maneja del Centro Histórico es que el SIT se debe adecuar a la infraestructura del Centro Histórico y no al revés, eso es claro, y si va a pasar por el centro no habrá los paraderos que se han hecho, por ejemplo en Quito, en plena plaza de Santo Domingo”, señaló.

La advertencia final que hace Dibán es que el mobiliario debe adecuarse a las necesidades del patrimonio y no corromper la armonía ni el principio de protección.

Es de recordar que el director de Cultura en Arequipa, Rodolfo Nicoli, dijo tener serias dudas respecto al desarrollo del SIT, señalando que un tranvía, con dos troncales intersecando la ciudad no sería ni beneficioso ni correcto. El técnico señaló, además, que al momento la Municipalidad Provincial de Arequipa, no entregó en su totalidad información del SIT a Cultura, señalando que es un proyecto desconocido para ellos.

César Simborth, técnico voceado para integrar el equipo técnico del SIT, respecto a las observaciones de Nicoli, señaló: “El tranvía va a tener un gran impacto favorable, en el sentido que contribuye a la salud del Centro Histórico porque un autobús que tiene la capacidad de reemplazar cien pasajeros te puede reemplazar cuatro cuadras de calles congestionadas con taxis, un tranvía de 300 pasajeros te reemplaza 12 cuadras congestionadas del centro de la ciudad con taxis. Entonces, por dónde pasan las políticas de protección de centros urbanos, pasa por priorizar el acceso en formas eficientes a los centros urbanos, que con menos vehículos, con menos contaminación, brindas mayor accesibilidad”.

Según el técnico, un autobús tiene 2.55 metros de ancho, y un tranvía tiene 2.40. Un autobús generaría impacto por ruido y ladeo horizontal, mientras que un tranvía no tiene las características anteriores.

“Un tranvía es sumamente silencioso porque no opera con motores diésel, opera con motores eléctricos y opera sin vibraciones y velocidades controladas, entonces son servicios sumamente amigables con el peatón. Yo diría que en cuanto al impacto es favorable y va a permitir que podamos sacar el carro del centro, calles más limpias e incluso la colocación de ciclovías”, señaló.

Es necesario señalar que al momento Nicoli y Candia no han logrado entablar un diálogo sobre el tranvía.

Compartir

Leer comentarios