Arequipa

Se solicitó 24 autorizaciones para que niños y adolescentes trabajen

Los niños y adolescentes sí pueden trabajar para generar sus propios ingresos económicos, no obstante se requiere la autorización formal de la Gerencia Regional de Trabajo, que velará porque el desempeño de la labor encomendada no afecte su salud e integridad física.

9 de abril de 2018
Fuente de imagen:

Los niños y adolescentes sí pueden trabajar para generar sus propios ingresos económicos, no obstante se requiere la autorización formal de la Gerencia Regional de Trabajo, que velará porque el desempeño de la labor encomendada no afecte su salud e integridad física.

Por ejemplo, los niños y adolescentes no pueden ser empleados como ayudantes de cocina, cobradores, o jaladores. En el primer trabajo se expondrían al contacto directo con cuchillos y el fuego; y para el caso de los dos últimos estarían expuestos directamente al sol.

El gerente regional de Trabajo, José Luis Carpio Quintana, indicó que entre el pasado 2017 y el presente año se solicitó en su representada un total de 24 autorizaciones para que menores de edad trabajen. Del total, 21 corresponden al pasado calendario y tres al año 2018.

Explicó que este documento lo deben tramitar las personas que ejercen la patria potestad sobre un niño (a) o adolescente (madres y padres) o sus tutores legales y permite que los menores de 18 años firmen válidamente un contrato de trabajo.

Previo a emitir esta autorización, la Gerencia de Trabajo verifica que la empresa donde laborará el niño o adolescente está debidamente formalizada, emita boletas u otros, esto para garantizar que habrá un contrato que garantizará el ingreso a planilla y su seguro.

OPERATIVOS

La Gerencia Regional de Trabajo en coordinación al Ministerio Público realiza jornadas de fiscalización con el fin de evitar el trabajo infantil. Detectan a menores de edad y los rescatan de una posible explotación laboral o trata de personas.

Durante el verano pasado e inclusive las últimas semanas se identificó en las playas de Camaná y Mollendo a 28 menores de edad que laboraban sin autorización en bares, restaurantes, como jaladores y ayudantes de cocina.

"Este es un error insubsanable por parte de las empresas que las hace acreedores a sanciones y multas pecuniarias por parte de la Sunafil e incluso denuncias penales a cargo de la Fiscalía", puntualizó Carpio.

Compartir

Leer comentarios