Arequipa

Southern tiene el camino libre para obtener licencia para Tía María

15 de junio de 2018

La compañía minera Southern Perú tiene el camino libre para tramitar la posesión de la concesión del terreno donde se ubicará el yacimiento cuprífero Tía María, ubicado en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay. El Cuarto Juzgado Especializado Administrativo Permanente de la Corte Superior de Justicia de Lima desestimó la medida cautelar que impedía este fin.

Sucede que en mayo de 2017 la empresa Concesión Minera Vania obtuvo una medida cautelar para frenar los trámites de la solicitud de beneficio del proyecto minero, debido a que reclamaba 50 hectáreas del terreno donde se ubicaba Southern.

De acuerdo a la demanda que se presentó, Vania es dueña del subsuelo para explotar material caliza, mientras que la empresa de capitales mexicanos posee la superficie, espacio en el que colocará plantas para el proceso extractivo del cobre.

Todo este proceso judicial llegó a su fin, cuando el 22 de marzo de 2018 se desestima la medida cautelar y se ordena que nuevamente se reinicien los trámites para otorgarle el terreno a Southern Perú.

El director general de Minería del Ministerio de Energía y Minas, Alfredo Rodríguez Muñoz, informó el término del proceso legal a través del Oficio 0931-2018, en el cual detalla al Colectivo de Apoyo a Tía María que desde el 9 de mayo pasado se retomaron los trámites de la solicitud de otorgamiento de concesión de beneficio que había hecho Southern en pos de los terrenos donde se construirá Tía María.

Esta decisión le deja el camino libre a la empresa de capitales mexicanos para que obtenga la licencia de construcción y operación por parte del Ministerio de Energía y Minas. El proyecto minero demanda una inversión de mil 400 millones de dólares para la extracción de cobre de dos yacimientos; Tía María y La Tapada.

La exministra del sector, Cayetana Aljovín Gazzani, señaló que el Gobierno no podía entregar la licencia de operación y construcción si es que antes la minera no resolvía su tema judicial. Con la medida cautelar ya desestimada, ¿qué dirá el nuevo ministro Francisco Ísmodes Mezzano?

SE AVECINAN PROTESTAS
Mientras la minera resuelve sus procesos en el ámbito judicial, aún le queda un grave problema por resolver y es el de la licencia social. En el valle de Tambo existe una férrea oposición al proyecto por parte de un grupo mayoritario de la población que tiene miedo que la agricultura se destruya por acción de las operaciones mineras.

El presidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, Jesús Cornejo Reynoso, manifestó que para los residentes del valle el problema no está en los trámites judiciales, ni en el otorgamiento de la licencia de construcción, sino más bien en la aceptación de la población.

“Nosotros no aceptaremos Tía María y siempre habrá quienes defiendan el valle, porque no debe ser difícil de entender que nosotros no queremos minería, sino agricultura”, dijo el dirigente.

Compartir

Leer comentarios