Arequipa

Un regalo británico para Arequipa

La historiadora Alexandra Morgan obsequió 500 libros de arqueología a la biblioteca regional Mario Vargas Llosa, para el uso de los arequipeños. El acto de desprendimiento fue en agradecimiento al país que le permitió realizar una serie de investigaciones. Por: Lino Mamani A.  

4 de febrero de 2018
Un regalo británico para Arequipa

La historiadora Alexandra Morgan obsequió 500 libros de arqueología a la biblioteca regional Mario Vargas Llosa, para el uso de los arequipeños. El acto de desprendimiento fue en agradecimiento al país que le permitió realizar una serie de investigaciones.

Por: Lino Mamani A.

 

Corrían los años setenta y una pareja británica se alojó en la Casa de Moral, sorprendida por la arquitectura y los restos históricos que atesoraba. La vivienda ubicada a una cuadra de la Plaza Mayor, era el hogar de la familia de Arthur Howel Williams, el primer cónsul honorario del Reino Unido en Arequipa. Fueron los Williams los que, veinte años antes de la visita de la pareja, refaccionaron, amoblaron y adquirieron cuadros de la escuela cuzqueña y valiosas cerámicas para esta casona que debe su nombre al centenario árbol de moras que tenía en su patio.

 

Los ilustres visitantes eran Hugh Travers Morgan, embajador británico en el Perú (1970 -1974) y su esposa Alexandra Morgan, historiadora que se enamoró de este país al ver una riqueza arqueológica por explorar en diferentes regiones. Ese fue su primer contacto con Arequipa, pero 48 años después, no sería el último.

 

En la histórica Casa de Moral hay dos figuras de varón y mujer estilo Tiwanaku, que la historiadora británica estudió con ahínco determinando que podrían ser copias de monolitos originales, probablemente elaborados durante o después de dicha cultura (600 – 1100 años después de Cristo). Así se dedicó a concretar estudios arqueológicos avanzados en diferentes puntos del país, que recayeron en un doctorado en la Universidad de Londres. Su trabajo de años de investigación resultaron en tres tomos titulados: Figurinas, cerámicas del Perú precolombino. Además, de decenas de artículos. Como gratitud a este terruño, pensó en un regalo.

 

“Al término de este trabajo desearía corresponder al Perú, de alguna manera, por su tan agradable acogida y fue así como tuve la idea de obsequiar mi biblioteca de arqueología peruana a alguna institución en el país. Tomando en cuenta que las principales bibliotecas de arqueología en Lima, ya poseen muchos de los libros que son parte de mi biblioteca, busqué una alternativa en alguna otra ciudad”, escribió Alexandra Morgan, el año pasado, en una carta dirigida a la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio.

 

La alternativa que escogió la estudiosa peruanista fue la Ciudad Blanca, aquella que visitó en los setentas y del que tenía intactos recuerdos de la Casa de Moral y sus calles. El mediador fue el cónsul honorario británico en Arequipa, Francis Rainsford, quien al conocer de su interés, le contó sobre la biblioteca regional Mario Vargas Llosa, que guarda diversas colecciones bibliográficas.

 

“Gracias a esta información, decidí obsequiar mi colección de más de 500 libros y artículos a la ciudad de Arequipa, con el propósito de fomentar el estudio de la arqueología peruana en esta provincia sureña. Espero que la donación sea bienvenida, me haría muy feliz si se llamara Fondo Morgan o Fondo Hugh y Alexandra Morgan, en recuerdo también de mi esposo que compartía mi interés en la arqueología peruana y quien adquirió gran parte de esta biblioteca”, detalla en la carta que sellaría la gestión de los títulos. 

 

***

La biblioteca de arqueología de los Morgan fue alimentada por ambos. Hugh compraba infinidad de libros que referían sobre las cerámicas precolombinas, culturas, historia y toda información relevante que intente descifrar el pasado peruano. Algunos de los libros, llevan en sus primeras hojas, dedicatorias de su puño y letra para su amada Alexandra.

Luego de cinco meses de gestiones, los 500 títulos del Fondo Morgan fueron traídos desde Gran Bretaña, con respaldo de su embajada y ahora lucen custodiados en la biblioteca regional. Algunos están escritos en inglés y otros en castellano, valiosos libros que podrán ser consultados por el público, así como los usó la arqueóloga Alexandra, que se interese por estudiar su cultura. 

 

El encargado de negocios de la Embajada Británica de Lima, Colin Gray, este miércoles hará la entrega oficial de los títulos donados por la historiadora a su nueva casa.

Los diferentes libros tendrán que ser procesados al software bibliotecario, un proceso que demorará meses. El director de la biblioteca, Mario Rommel Arce, calculó que antes de junio, los textos estarán habilitados para el público lector.

 

***

Una biblioteca es parte de la vida de uno o mejor dicho, una extensión de uno. Regalarlo es un gesto de desprendimiento diferente a cualquier otro y solo por un motivo especial. “Una biblioteca es más que una acumulación de libros, es un acto de amor que se va construyendo en el tiempo y el que la reúne va volcando sus afectos, experiencias, estableciendo una relación de amistad y cariño con los libros, como la que tiene uno con sus hijos y nietos”, comparó Mario Vargas Llosa.

 

El escritor arequipeño sabe muy bien de ello. Luego de ganar el Premio Nobel de Literatura en el 2010 visitó Arequipa, siendo recibido acogedoramente, como si se tratara de un trofeo ganado por un equipo de fútbol. El autor no tuvo mejor idea que retribuir el gesto regalando paulatinamente su biblioteca personal a la tierra del Misti.

 

La biblioteca regional alberga 50 mil títulos, entre libros, revistas u otras publicaciones. Algunas alimentadas por donaciones del patrimonio bibliográfico de personajes ilustres. La primera donación recibida fue la colección del periodista arequipeño Álvaro Rojas Samanez. Luego siguieron los libros personales del exdiputado Javier de Belaúnde; del exdocente Enrique Azálgara Ballón; del historiador Eloy Linares Málaga; del pintor Teodoro Núñez Ureta; del abogado Raúl Torres-Fernández; del sociólogo Víctor Raúl Sacca; del nobel Vargas Llosa; del escritor Óscar Valdivia, entre otros. El Fondo Morgan es el último regalo bibliográfico que ganó Arequipa.

 

 

Compartir

Leer comentarios