Arequipa

Valle de Tambo: Bloquean carreteras en protesta contra minería

24 de octubre de 2018

Pobladores del valle de Tambo acatan hoy el segundo día de paralización exigiendo una mejor calidad del agua, debido a que aseguran, está contaminada porque no se hizo el cierre adecuado de la minera Aruntani, ubicada en Moquegua, cuyos relaves están contaminando el agua del río Tambo, informó Marilú Marroquín, presidenta de la Junta de Usuarios La Ensenada – Mejía.

Los agricultores y agrupaciones sociales de Islay se congregaron temprano para bloquear las vías que dan acceso a Cocachacra, Punta de Bombón, Mollendo, Deán Valdivia, logrando que decenas de vehículos con pasajeros quedaran varados durante el día.

La dirigente dijo que la población estaría consumiendo agua contaminada con algunos químicos utilizados por la minera para extraer los recursos de la tierra.

De la misma manera, dentro de las exigencias estaba la dotación de agua que les corresponde de la represa de Pasto Grande, ubicada en Moquegua, la cual se comenzó a dar desde ayer y que les servirá para el cultivo de arroz.

Esta vez la medida de fuerza no estuvo dirigida a la minera Tía María, como se ha hecho costumbre, pero sí protestaron contra otra minera, Quellaveco, porque supuestamente cuando comience su exploración y explotación de minerales en Moquegua, dicen utilizarán el agua de la represa Vizcachas para dicho proyecto, quedando poco para el agro.

[LEE TAMBIÉN: Valle de Tambo teme quedarse sin agua con proyecto Quellaveco]

Están exigiendo que el Gobierno les construya una represa propia, de tal manera que cada fin de año no tengan que estar en la angustia de no tener agua para el riego y que pongan en riesgo los cultivos de arroz.

Por otro lado, la decisión del director de la Ugel de Islay, Juan Luque, de suspender las labores educativas en prevención y salvaguarda de la integridad física y moral de los estudiantes, no fue bien tomada por Ángel María Manrique, representante del Defensor del Pueblo, quien señaló que no se debe perjudicar de esa manera a los estudiantes.

“Las acciones de lucha y otras medidas que tomen los dirigentes sociales es un tema muy aparte de los estudiantes. Ellos no tienen que ser perjudicados y se debe exigir respeto a su educación, no se les puede recortar ese derecho cuando se les dé la gana”, añadió Manrique.

Con la suspensión se puso en riesgo la evaluación censal ECE-2018 en el nivel secundario a cargo del Inei, programada para ayer. A ello se suma que cuando se haga la evaluación de la educación del presente año, no se cumpla con el requisito de asistencia a clases.

Compartir

Leer comentarios