Arequipa

Arequipeños usan al mes un millón de bolsas de plástico

21 de julio de 2019

Supermercados han empezado a restringir entrega de bolsas desde principios de mes. Ahora las venden desde S/. 0.10 a S/. 2.00, según su tamaño, una manera de desalentar su uso en la población. Restricción sería total desde el 1 de agosto, esa fecha entra en vigencia el Impuesto Nacional a las Bolsas de Plástico que se aplicará a todos los contribuyentes que adquieran este material.

Director de Salud ambiental saluda normas, pero advierte que población aún no es consciente de daño en el uso excesivo del plástico. Cada fin de semana una familia usa como mínimo 10 bolsas de plástico. Una sola puede demorar en degradarse hasta 400 años

Por: Elizabeth Huanca U.

Cada fin de semana en Arequipa se utilizan alrededor de 200 mil bolsas de plásticos. Al mes, según la Dirección Regional de Salud Ambiental, las familias mistianas usan más de un millón. Al año, el uso llegaría a los 12 millones.

El Ministerio del Medio Ambiente (Minam), revela que por año cada persona utiliza en promedio 30 kilos de plástico. Se estima que anualmente en el Perú se utilizan 3 mil millones de bolsas de plástico al año.

“Estamos acostumbrados a usar bolsa para todo, hasta cuando compramos una pastilla nos dan una bolsita. Eso es inadmisible”, comenta el director ejecutivo de la dependencia en mención, Zacarías Madariaga.

El funcionario señala que la utilización de este material es excesivo en Arequipa, catalogada como una ciudad comercial. El uso es nocivo, sobre todo en fines de semana, en actividades habituales como hacer las compras en el mercado. “Ahí por lo menos cada familia adquiere o trae a casa como mínimo 10 bolsas”, agrega.

Madariaga recuerda que el plástico es una de los materiales más nocivos para el medio ambiente. Y es que, una bolsa de plástico, según su densidad, tamaño y hasta color, puede demorar en degradarse entre 50 hasta 400 años.

Otros productos derivados del plástico, pero igual de dañinos para el planeta es el tecnopor, un vaso hecho en base a este material tiene un tiempo aproximado de degradación de mil años; un sorbete tarda en desaparecer 200 años.

¿Qué pasa en ese lapso? El material se desplaza entre botaderos, vías, ríos hasta llegar al océano. Allí, muchos animales marinos lo confunden y lo ingieren. La ingesta muchas veces le produce la muerte. “En 2017, Algalita Marine Research and Education, descubrió una islas de plástico, frente a las costas de Chile y Perú. Estimaron que tiene una superficie aproximada de 2.6 millones de kilómetros cuadrados, casi dos veces la superficie de nuestro país”.

Sin ir muy lejos, en junio pasado en la Reserva de Salinas y Aguada Blanca, un santuario que acoge a diversas especies protegidas, se recolectó 2 toneladas de basura, la mayoría compuesta por bolsas de plástico. Los residuos son dejados por viajeros que pasan por la zona y desechan irresponsablemente el material.

RESTRICCIÓN

En diciembre del año pasado, el Congreso aprobó la ley que regula el plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables en el Perú. La medida busca reducir el uso de este material.

La norma, entre otros aspectos, dio un plazo de tres años desde la vigencia de la Ley, a supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general para reemplazar de forma progresiva la entrega de bolsas de plástico no reutilizables por bolsas reutilizables o biodegradables.

La disposición ha empezado a tener resultados. En la ciudad, desde el 1 de julio, el supermercado “El Súper” empezó a vender las bolsas de plástico. De esta manera, si el comprador deseaba que le den una bolsa debía pagar por ella. El valor asignado es S/. 0.10.

La venta de bolsas de plástico, en ese sentido apunta a desanimar al uso del mismo. En su lugar el establecimiento comercial ofrece bolsas reutilizables a S/. 2.80.

La medida ha tenido impacto en el comprador. Sara, una de las vendedoras del lugar explica, que antes de esta restricción, cada cajera entregaba por lo menos entre 300 a 400 bolsas de plástico a los compradores por día. No obstante, desde que esta tiene precio, hay días que solo llegan a dar entre 15 a 20 unidades. “Mucha gente, prefiere llevarse las cosas en sus manos o trae su bolsa de mercado”, comenta. La trabajadora, revela que desde el 1 de agosto, la restricción será total. El establecimiento, ya no utilizará ni venderá, bolsas de plástico.

OTROS MÁS

Las grandes cadenas de supermercados, como Tottus y Saga Falabella, han empezado aplicar la medida. La última, ha anunciado que desde el 1 de agosto no entregará “ni venderá” bolsas. Empresas como Panificadoras las Américas, también ha restringido el uso de bolsas. Para informar al cliente, el establecimiento ha colocado un gran letrero donde expone el precio de las mismas. Las más pequeñas cuestan S/. 0.10. Las más grandes S/. 2.00.

IMPUESTO POR BOLSA

La restricción no es casual. Desde el 1 de agosto, entra en vigencia el Impuesto Nacional a las Bolsas de Plástico, que gravará la adquisición de bolsas de plástico que tengan como finalidad cargar bienes. Serán sujetos a este impuesto, en calidad de contribuyentes, las personas naturales o jurídicas que opten por adquirirlas.

Este impuesto será cobrado desde el 1 de agosto del 2019 y se dará de manera gradual por cada bolsa de plástico, de acuerdo con el siguiente cronograma: S/ 0,10 en el 2019, S/0,20 en el 2020, S/0,30 en el 2021, S/0,40 en el 2022 y S/0,50 en el 2023 y años subsiguientes.

Madariaga saluda la norma. Explica que esta busca que por lo menos en los próximos dos años, el uso de bolsas de baja densidad, así como sorbetes y vasos y platos tecnopor hayan reducido enormemente. Aunque, reconoce que aún no hay consciencia por parte de la población. El funcionario cree que será difícil que esta “mala costumbre” desaparezca a corto plazo. “Tal veamos resultados recién en los próximo 8 a 10 años. Es un trabajo que deberá hacerse no solo desde los comercios. Desde la propia casa, el centro laboral y la escuela”, remarca.

En Arequipa, recuerda hace falta plantas que procesen plástico. La municipalidad de Yanahuara, posee a la fecha una planta de Reciclaje, donde se procesa este tipo de materiales.

El alcalde esta comuna, Anghelo Huerta, explica que la planta de reciclaje, produce bolsas «tratadas», que no son nocivas para el medio ambiente y en la práctica, luego de su uso, vuelven a ser procesadas para dar lugar a nuevas. Por día, la producción es de 35 mil. La actual gestión, reactivó la planta desde enero. Así, han logrado vender 100 mil unidades.

No solo ello, con el material recolectado, botella de plásticos, cartones y demás, fabrican ojos de gato, que tienen alta demanda. Una experiencia, que a decir de Madariaga, debería replicarse para ayudar a que el planeta respire con menos plástico. Señala que debemos encontrar alternativas como bolsas de tela y en el extremo de que su uso sea inevitable, reducir la cantidad.

 

Compartir

Leer comentarios