#Negocios y Empresarios

Ari quepay: familia, empresa y legado

29 de noviembre de 2020

Por: Iván Frías

Socio de Auditoría de EY Perú – Región Sur

Cuando hablamos de empresa familiar, existen dos mundos que convergen entre sí. La empresa y la familia; esta última con una realidad compleja, emocional y culturalmente fuerte que, lo que haga, va a tener un impacto directo en el otro mundo: la empresa.

El modelo de adaptabilidad y predictibilidad de la organización familiar, señala esta dualidad empresa y familia, y establece la forma como se debe manejar la influencia de la familia en la empresa (y viceversa); estableciendo etapas para mantener esta congruencia y equilibrio entre ambos. Así tenemos la forma como debe conversar la estrategia de la familia, el compromiso familiar, la cultura familiar, el conocimiento que cada miembro de la familia tiene sobre el negocio, el estilo de dirección y los valores de la familia con la adecuada gestión y gobierno en la empresa. Todo ello para asegurar el éxito y la continuidad de la compañía en el tiempo.

Una familia empresaria debe tener a la familia unida como la columna vertebral, todos apuntando en la misma dirección, tomando decisiones necesarias en momentos clave y asegurando que estén alineadas entre los deseos familiares y los objetivos de negocios sostenibles.

Las familias empresarias exitosas cuentan con una estructura y buenas prácticas para el establecimiento de objetivos por parte de sus empresas. Le ofrecen a la gerencia los medios para alcanzar los objetivos planteados y supervisar su cumplimiento. Todo ello, va a recaer en el Gobierno Corporativo a cargo del Directorio, el cual siempre deberá tener un director independiente como mínimo. Para un óptimo desempeño empresarial es necesaria la descentralización de las responsabilidades clave, las cuales deben recaer entre los distintos órganos de gobierno de la empresa: Junta General, Directorio y Gerencia. A esto se debe sumar la necesidad de incluir procedimientos claros para la toma de decisiones y seguimiento de éstas, los cuales pueden recaer en la creación y trabajos de diversos comités especializados en donde puedan participar algunos de los miembros de la familia. Es decir, una adecuada segregación de funciones directiva.

El reto más importante en la gestión de un negocio familiar es entregar el negocio en las mejores condiciones posibles a la siguiente generación para que perdure en el tiempo. Existen algunos mecanismos para salvaguardar este objetivo que deben establecer, entre ellos el Acuerdo de Familia o Protocolo Familiar y el Consejo de Familia. Para aprovechar ambos mecanismos es particularmente importante que toda la familia conozca sus objetivos, valores, oportunidades y riesgos.

Todos los temas mencionados en este artículo y más, que seguro han vivido las familias empresarias de Arequipa, los podremos encontrar en el libro ilustrado “Ari quepay, aquí nos quedamos”, una publicación que verá finalmente la luz este miércoles. Se destaca la historia y legado de 14 familias empresarias arequipeñas, en esta publicación que ha sido editada por EY Perú y la Universidad Católica San Pablo; que será de distribución gratuita y nos servirá para entender, aprender y hasta tomar como ejemplo sus experiencias, conocimiento y anécdotas para continuar mejorando la empresa familiar en el Perú.

Acerca de EY Perú

Es el líder global en servicios de auditoría, impuestos, transacciones y consultoría. La calidad de servicio y conocimientos que aporta ayuda a brindar confianza en los mercados de capitales y en las economías del mundo. Desarrolla líderes excepcionales que trabajan en equipo para cumplir su compromiso con sus stakeholders. Así, juega un rol fundamental en la construcción de un mundo mejor para su gente, sus clientes y sus comunidades.

Para mayor información, comunicarse con:

EY Perú

Alicia Berio

962-880-362

alicia.berio@pe.ey.com

Compartir

Leer comentarios