Internacional

Biden corteja el voto latino en Florida  

17 de septiembre de 2020

Joe Biden tiene un anuncio a la carta para cada latino en Estados Unidos: uno donde el locutor habla con acento puertorriqueño en Orlando y otro que dice su mensaje con un dejo cubano en Miami. 

El candidato demócrata ha viajado este martes a Florida para sumar simpatizantes en uno de los Estados clave en las elecciones del próximo 3 de noviembre y cuando los sondeos en esa región lo colocan cerca de un empate con Donald Trump. Ante la diversidad y la complejidad del voto hispano, el equipo del candidato no ha querido dejarse fuera los orígenes de ninguna de las comunidades inmigrantes: la candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, preparó la semana pasada el terreno cuando visitó Doral para acercarse a la diáspora venezolana y para almorzar arepas.

La atención que Florida recibe a menos de dos meses de las elecciones por parte de los candidatos es tan significativa como su importancia en la noche electoral: es el más grande de los Estados pendulares y tiene 29 de los 270 votos electorales que cualquier candidato necesita para ser presidente de Estados Unidos. Los hispanos se han convertido en un grupo demográfico de especial interés político ante el crecimiento de las comunidades de inmigrantes en las últimas décadas en la región. Florida concentra, principalmente, a votantes con raíces en Cuba, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana. Además, los latinos en Florida representan un 20 % de los votantes, un tercio de ellos son cubano-americanos. Y justo allí se alberga la mayor preocupación de la campaña de Biden.

Con Donald Trump acusando a los demócratas de buscar convertir a Estados Unidos al socialismo, los votantes hispanos –liderados por el voto cubano– parecen inclinarse por un segundo mandato del presidente. La estrategia de Trump apuesta a que cualquier señalamiento que invoque a los regímenes castrista o chavista, aunque sea falso, levante suspicacias entre los latinos en la península. Los cubano-americanos históricamente han respaldado a los candidatos republicanos y en 2016 fueron la llave para que Trump ganara en Florida. Los sondeos muestran que al día de hoy Biden supera a Trump por la mínima, un 1,6 %, después de que hace apenas tres meses la diferencia había sido de hasta un 7 %. En 2016, Trump ganó a Hillary Clinton por la mínima: un 1 %.

Compartir

Leer comentarios