Internacional

Bolivia aumentó en 10 % sus cultivos de coca

29 de julio de 2020

La Oficina de la Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) estableció que Bolivia incrementó sus cultivos de hoja de coca en un 10 por ciento en 2019 en relación al año anterior y con efectos áreas naturales protegidas, según el informe anual presentado este miércoles por el organismo.

«Entre 2018 y 2019 la superficie cultivada registró un incremento de 2400 hectáreas, de 23 100 a 25 500, que representa un incremento del 10 por ciento», manifestó el representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan, durante una conferencia telemática.

El funcionario detalló que el máximo de incremento de esos cultivos se reportó en la zona de Los Yungas de La Paz con 1281 hectáreas, seguido de la región tropical de Cochabamba con 982 y el norte paceño con 143, ya que las tres zonas forman parte de las regiones productoras del arbusto de coca.

El informe también establece que seis de las veintidós áreas protegidas de Bolivia fueron afectadas por cultivos de coca en 2019, entre ellas el parque Madidi de la Amazonía en La Paz, emblemático por ser una de las fuentes de mayor biodiversidad del mundo.

«La ONUDC se encuentra muy preocupada por el incremento del cultivo de coca en estas áreas protegidas, ya que se está ocasionando un daño grave a estos ecosistemas desforestando y degradando los suelos», mencionó Rostan.

Este incremento de plantaciones se explica por «los conflictos sociopolíticos de octubre y noviembre de 2019» en Bolivia y por la pérdida de «relevancia» del autocontrol de las organizaciones dedicadas a la producción de cultivos de coca, dijo el representante de la UNODC.

Otro factor determinante está en el impacto de los trabajos de erradicación y racionalización de plantaciones reportados por el Gobierno boliviano, que llegó a 9205 hectáreas en 2019 a diferencia de las 11 174 de 2018, un 18 por ciento menos.

La indagación también estableció un «rango potencial» para la producción de hojas de coca que se está entre las 37 000 y 46 100 toneladas en 2019. La hoja de coca está consagrada en la Constitución de Bolivia por sus usos tradicionales, medicinales y culturales, pero una parte de la producción es desviada al narcotráfico para fabricar cocaína.

Compartir

Leer comentarios