Internacional

Bolivia cierra una atípica campaña electoral 2020

16 de octubre de 2020

Bolivia cerró una campaña electoral atípica para las elecciones generales del domingo, en la que apenas hubo actos masivos en la calle hasta la recta final de la carrera por el poder, marcada por la coyuntura de la pandemia.

Los seis candidatos que quedan en liza apuraron en esta jornada sus llamados a los 7.3 millones de electores citados el domingo 18 en las urnas.

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales eligió El Alto, cuidad considerada uno de sus bastiones electorales, mientras que sus principales rivales, Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos, optaron por la región de Santa Cruz, donde concentran buena parte de su intención de voto.

El candidato del MAS, Luis Arce, considerado el delfín de Morales, llegó al cierre de campaña como primero en las encuestas, con la duda de si vencerá en primera vuelta o se verá en una segunda probablemente con el expresidente Carlos Mesa de CC.

La carrera para conquistar el Gobierno y el Parlamento bolivianos arrancó a comienzos de septiembre, justo al poco de que el país dejara atrás más de cinco meses de cuarentena desde marzo por la COVID-19, pero cuando todavía mantenía algunas restricciones para salir a las calles.

El MAS ha sido desde entonces el que más se ha prodigado en actos multitudinarios, cuestionados por la falta de distanciamiento físico y otras medidas de prevención ante el nuevo coronavirus.

En tanto, el CC por contra había trasladado la campaña a redes sociales y hasta el pasado fin de semana fue más prudente en concentraciones en la calle, para centrar su recta final en Santa Cruz, motor económico de Bolivia y donde en esta jornada cerró con un acto en la ciudad cruceña de Montero.

Compartir

Leer comentarios