Nacionales

Cateriano a Vizcarra: «Fue un honor haber colaborado con usted»

5 de agosto de 2020
Cateriano se despidió del presidente, Martin Vizcarra.

Antes, el jefe del Estado había agradecido a Cateriano Bellido por el servicio prestado a la Nación.

Pedro Cateriano Bellido expresó su agradecimiento al Presidente de la República, Martín Vizcarra, por la oportunidad de servir al país al convocarlo para que asuma la Presidencia del Consejo de Ministros en una coyuntura difícil.

«Gracias, presidente Martín Vizcarra, por la oportunidad que me dio de servir a nuestro país en esta crítica coyuntura. Fue un honor haber colaborado con usted», escribió en su cuenta de Twitter.

Antes, el Jefe del Estado había agradecido a Cateriano Bellido por el servicio prestado a la Nación en medio de una emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

«Agradezco a Pedro Cateriano por el servicio prestado al Perú y me apena profundamente que el Congreso haya negado, por primera vez en 20 años y en medio de una pandemia, la confianza», señaló el Mandatario.

Cateriano Bellido se presentó ayer ante el pleno del Congreso para exponer la política general del Gobierno y solicitar el voto de confianza, que finalmente no se le concedió.

Pedro Cateriano juró al cargo de presidente del Consejo de Ministros el 15 de julio, en reemplazo de Vicente Zeballos.

RECHAZO

En la madrugada del martes, el Pleno del Congreso rechazó por mayoría la confianza al Gabinete de Pedro Cateriano. Tras largas horas de debate, 54 votos en contra -sobre 37 a favor y 34 abstenciones- dejaron sin piso al equipo ministerial que el presidente Martín Vizcarra había designado hace solo 20 días. Con ello, la renuncia de todos los ministros y la salida de Cateriano resultan obligatorias.

De acuerdo con el artículo 132 de la Constitución Política del Perú, el jefe del Estado cuenta con un plazo de 72 horas para renovar a su premier y tomar juramento de un nuevo Gabinete. Así nos lo recordó el constitucionalista Omar Cairo Roldán.

“Los ministros deben renunciar y, en un plazo máximo de 72 horas, el presidente debe aceptar la renuncia e inmediatamente nombrar a un nuevo presidente del Consejo de Ministros. Y este nuevo premier le debe proponer al presidente las personas que considere que deben conducir los ministerios. El presidente, si está de acuerdo con estas personas, las nombra como ministros”, dijo el especialista.

Aunque la negativa de la confianza implica la renuncia de todos los ministros, el único que está obligado a salir permanentemente es el premier; en este caso, Cateriano. En cuanto a las otras carteras, el presidente Vizcarra podría ratificar en el cargo o mover de sector a los funcionarios. Sin embargo, cabe la posibilidad de que -como gesto político o pedido de los propios ministros salientes- estos también sean removidos.

El Congreso ya no podría ser disuelto aunque haya un segundo rechazo a la confianza. El ex presidente del Tribunal Constitucional, Óscar Urviola Hani, nos lo precisa: “Lo dice expresamente la Constitución. En el último año del periodo constitucional no procede la disolución del Congreso, aun cuando este pueda denegar la confianza las veces que estime pertinentes. Sí. Definitivamente, es una situación bastante delicada en el entorno de una pandemia que requiere, pues, medidas urgentes, que en este momento se ven trabadas por la crisis política que se ha generado”.

Tras ser designado como nuevo presidente del Consejo de Ministros en reemplazo de Vicente Zeballos el pasado 15 de julio, Pedro Cateriano se mostraba como la nueva carta dialogante del Gobierno en medio de la crisis sanitaria y económica por la COVID-19. Como se recuerda, solo un día después de su juramentación, el propio Cateriano se dirigió a la sede del Legislativo para entablar una primera conversación con el presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama.

DATO

Sin embargo, el último lunes frente al Pleno, la presentación de Cateriano sobre la agenda de gestión y políticas del Ejecutivo obtuvo más críticas que aplausos. Más que a todo el Gabinete, algunos de los cuestionamientos fueron dirigidos a ministros específicos, como el titular de Educación, Martín Benavides, o la jefa del MEF, María Antonieta Alva.

Compartir

Leer comentarios