Arequipa

Caylloma es una de las más activas sísmicamente en el país

27 de diciembre de 2019
En la provincia de Caylloma se desarrolla una importante deformación tectónica local

La provincia de Caylloma, ubicada en la región Arequipa, es una de las zonas donde ocurre mayor cantidad de sismos en el territorio nacional. Este año, 73 de los 550 movimientos telúricos ocurridos en el país se registraron en esta jurisdicción, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

El Centro Sismológico Nacional (Censis), servicio oficial del Estado administrado por el IGP, reportó que mayo, agosto y diciembre fueron los meses con mayor número de reportes emitidos con 13, 15 y 21 eventos sísmicos, respectivamente.

Los movimientos telúricos más relevantes, de acuerdo con su intensidad, ocurrieron el 21 de mayo (con magnitud 4.5 e intensidad de III-IV en Maca y Pinchollo) y el 3 de junio (con magnitud 4.3 e intensidad de III-IV en Cabanaconde).

Ambos sismos ocurrieron a profundidades menores a 15 kilómetros y se relacionarían a la dinámica ejercida por sistemas de fallas activas.

“Los eventos más importantes en cuanto a magnitud se registraron el 25 de enero con 4.7 y profundidad de 169 kilómetros, a 42 kilómetros al noreste de Madrigal; mientras que el 9 de diciembre con magnitud de 4.8 y profundidad de 151 kilómetros, a 4 kilómetros al norte de Chivay.

Estos dos eventos, que están relacionados a la deformación interna de la placa de Nasca, por debajo de la Cordillera de los Andes, no fueron percibidos por la población debido a la profundidad a la cual ocurrieron”, precisa Hernando Tavera, presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú (IGP).

ACTIVIDAD SÍSMICA PERSISTENTE
Es importante recordar que en la provincia de Caylloma se desarrolla una importante deformación tectónica local, representada principalmente por las fallas de Ichupampa, Huanca y el sistema Huambo-Cabanaconde. Estas fallas tectónicas, presentes a lo largo del Valle del Colca, han venido generando sismos y lo seguirán haciendo en el futuro.

“Hay que tener en cuenta que algunos sismos podrían generar importantes daños a la población, tal como ocurrió con el evento telúrico del 15 de agosto de 2016 registrado en la localidad de Ichupampa, el cual tuvo una magnitud de 5.4 y alcanzó intensidades de Mercalli modificada de IV-V, afectando a las localidades de Lari, Huambo, Cabanaconde y Madrigal, entre otras”, detalla Tavera.

El IGP remarca que el daño que se genera en las viviendas e infraestructuras en la provincia de Caylloma tras un sismo, se relaciona, asimismo, con la calidad y material con la que estas son construidas. “Se debe comprender que los sismos son parte del funcionamiento normal de la Tierra. El cómo y con qué construimos juega un rol trascendental a la hora de enfrentar un movimiento telúrico”, refirió el funcionario.

Compartir

Leer comentarios