Arequipa

CCIA: «Toma de calles por comerciantes pone en riesgo reinicio de actividades»

20 de mayo de 2020
Ante cierre de mercados, invadieron otras calles.

“No podemos permitir que no se cumplan las disposiciones y se vulnere el principio de autoridad”.

Ante el cierre de la plataforma comercial Andrés Avelino Cáceres, dispuesto por el Comando COVID-19 de Arequipa, decenas de comerciantes y transportistas de carga pesada de productos de primera necesidad tomaron las calles y avenidas del Parque Industrial de Arequipa, poniendo en riesgo el reinicio de algunas actividades en esta zona industrial de la Ciudad Blanca.

Así lo advirtió el gerente general de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCIA), César Lütgens Zereceda, quien invocó a las autoridades de turno hacer cumplir el estado de emergencia sanitaria y poner orden al caos que generan diariamente los comerciantes, pues los comerciantes ofrecen sus productos sin respetar siquiera el distanciamiento social de más de un metro.

“Por salud y orden, las autoridades correspondientes deben asumir acciones inmediatas y recuperar el principio de autoridad sobre todo por el estado de emergencia sanitaria que estamos atravesando y así evitar que esta zona industrial se convierta en un foco de contagio de COVID-19”, dijo.

Asimismo, detalló que se enviaron a las autoridades videos de las cámaras de seguridad de las empresas, sin que al momento se tenga resultados positivos. “No podemos permitir que no se cumplan las disposiciones y se vulnere el principio de autoridad”, puntualizó.

TRANSPORTE

Por otra parte, la presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, Jéssica Rodríguez, cuestionó la aprobación de la Ley N° 28972, que establece la formalización del transporte terrestre de pasajeros en automóviles colectivos.

Alegó que la misma propiciaría que se siga propagando el COVID-19 de manera incontrolable, pudiendo generar un nuevo foco infeccioso, en vista que los vehículos en mención no propician el distanciamiento social requerido, además de ser un servicio que atenta contra la seguridad.

Como se sabe, la norma autoriza que el servicio de transporte terrestre de pasajeros pueda hacerse en automóviles colectivos de clasificación vehicular M1, con carrocería sedán o station wagon; y M2 para zonas rurales y urbanas.

“Esto es un retroceso en el objetivo primordial de mejorar el transporte público, e igualar a los sistemas de las grandes urbes, no solo de Latinoamérica, sino también del mundo. Consideramos que el Congreso de la República debe emitir normas que propicien un ambiente de modernización del transporte, promulgando leyes que coadyuven a su formalización, regulación y mejora. Esta norma, por el contrario, perjudica proyectos como por ejemplo el Sistema Integrado de Transportes de Arequipa, con el que se brindará a sus ciudadanos una mejora imprescindible y que contribuirá al desarrollo de la región”, enfatizó.

Compartir

Leer comentarios