Economía

Cerca de un centenar de niños venezolanos trabajan en calles de Arequipa

5 de julio de 2019

Cerca de un centenar de niños extranjeros laboran en las calles de la ciudad como vendedores de golosinas. Los infantes, recurrentemente de nacionalidad venezolana, entorpecen, según el gerente de Servicios a la Ciudad, el trabajo de la Policía Municipal que poco o nada puede hacer para evitar que los pequeños sean parte del comercio ambulatorio de la ciudad. 

“Ya no hay niños arequipeños en mendicidad, lo que hay son extranjeros, y son todos, incluso ya no hay mendigos peruanos, en realidad no se les mire, todos son extranjeros. Será desde hace dos semanas que se abrió la frontera y se complicó”, dijo el gerente de Servicios a la Ciudad, José Narro. 

Según el funcionario, los pequeños venden golosinas hasta altas horas de la noche, aparentemente a vista de sus padres quienes evitan exponerse para no ser reprendidos por la Policía Municipal, que evita que el comercio ambulatorio prolifere en la ciudad. 

“A un adulto se le puede sacar, decomisar, pero a un niño no. Los niños están en las puertas de los casinos, cerca al puente Grau, pero es un tema delicado, un tema que la comuna ya lo está trabajando con la Gerencia de Desarrollo Social”, indicó. 

En Perú la edad mínima para que un menor de edad trabaje es de 14 a 17 años de edad. El  procedimiento es presentado a  la Subdirección de Promoción y Protección de los Derechos Fundamentales y de la Seguridad y Salud en el Trabajo, del Ministerio de Trabajo mediante el cual se otorga una constancia de permiso a las y los adolescentes a fin de que sean insertados en el mercado laboral, debiendo previamente cumplir con determinados requisitos.

La Gerencia de Desarrollo Social, liderada por Juan Carlos Callacondo, desarrolla una mesa de trabajo para establecer los mecanismos que debe tomar la comuna para evitar que se pueda vulnerar algún derecho infantil. El trabajo es coordinado con la Defensoría Municipal del Niño y del Adolescente (Demuna) y Superintendencia Nacional de Migraciones y velar por los derechos de los niños.

“Veremos cómo articular una propuesta desde el punto de mitigación, pero vemos que esto cada día se está saliendo de control y eso ya requiere una acción mucho más participativa. En Arequipa hay una cifra que dice que hay de 10 a 15 mil venezolanos, pero no es una cifra exacta, y probablemente niños en el Centro Histórico que hemos visto según las caminatas hay de 80 a 90 en las calles. Incluso algunas familias asumieron la mendicidad como un estilo de vida que es algo que debemos evitar”, declaró Callacondo. 

DATO

Las calles más conflictivas son Mercaderes, San Juan de Dios, Puente Bolognesi, y la Av. Ejército en la zona comercial. 

Compartir

Leer comentarios