Salud

China admite que contagio de coronavirus se acelera

27 de enero de 2020

Mientras China intensifica las medidas para controlar la transmisión del coronavirus de Wuhan, que ha causado la muerte de 56 personas e infectado a más de 2000 en este país, se va conociendo algo más sobre la naturaleza del patógeno. Las malas noticias: la capacidad de contagio del virus parece hacerse más fuerte, según ha apuntado el ministro de Sanidad, Ma Xiaowei, por lo que el número de afectados seguirá creciendo de momento. Las buenas noticias: hasta el momento los científicos chinos no han detectado indicios claros de mutación (aunque no lo descartan en el futuro). Y han comenzado ya a desarrollar una vacuna.

En una abarrotada rueda de prensa en el centro de Pekín, en la que la inmensa mayoría de los periodistas se cubrían con mascarillas protectoras, el ministro reconoció que lo que sabe del nuevo coronavirus 2019-nCoV es aún muy limitado. A diferencia del virus causante del SARS, con el que está emparentado, sí puede contagiar durante el período de incubación —de uno a 14 días—, durante el que el portador aún no presenta síntomas. Otra diferencia con respecto a aquella epidemia de 2003 que dejó casi 800 muertos en todo el mundo: entonces, la infección tardó entre tres o cuatro meses en convertirse en epidemia. Esta vez solo ha necesitado un mes. “Los seres humanos nos adaptamos a los virus y enfermamos menos. Ellos también se adaptan a nosotros”, apuntaba el director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, Fu Gao, también presente en la convocatoria.

Hasta el momento el virus se ha extendido a 12 países en cuatro continentes: Estados Unidos, Canadá, Francia, Australia, Nepal, Corea del Sur, Japón, Taiwán, Tailandia, Malasia, Singapur y Vietnam, que suman más de una treintena de casos. Tokio anunció este domingo que había detectado un nuevo caso, el cuarto en su territorio.

Compartir

Leer comentarios