Coronavirus

China prohíbe criar perros  para su consumo humano

29 de mayo de 2020
No venderán carne de perro en mercados chinos.

Cada año se matan 10 millones de perros y 4 millones de gatos para su consumo en China.

El Ministerio de Agricultura de China anunció que los perros han dejado de ser considerados ganado y que, por tanto, se prohíbe su cría en las granjas para su consumo humano, una decisión celebrada por las organizaciones animalistas.

El Ministerio publicó el conocido como Catálogo de recursos genéticos de ganado y aves de corral, que establece por primera vez una lista de 33 especies que pueden ser criadas en el país, prohibiendo así a las no mencionadas.

La redacción de este listado fue impulsada por las autoridades después de que se relacionase el consumo de animales exóticos y salvajes en un mercado de Wuhan (centro) con el inicio de la pandemia de la COVID-19, ya que se cree que el coronavirus pudo saltar allí a los humanos a través de esas criaturas.

“La (Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura) FAO no incluye a los perros entre el ganado en sus estadísticas. Con el paso del tiempo, las ideas de la gente sobre el civismo y los hábitos alimenticios han ido cambiando constantemente, y algunas costumbres tradicionales sobre los perros también cambiarán”, indica el comunicado.

El Ministerio agrega que “hoy en día, los perros tienen otros usos, reflejados en las funciones de animal de compañía, de ayuda policial en rescates y búsqueda o de acompañar y guiar a los invidentes, y tienen una relación más cercana con los seres humanos”.

La organización animalista Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) calificó la decisión de “paso monumental en la dirección correcta”, aunque reclama que las cuatro especies “especiales” anteriormente citadas sean excluidas también del Catálogo.

Según las estimaciones de esa organización, cada año se matan 10 millones de perros y 4 millones de gatos para su consumo en China. No obstante, pese a los estereotipos, la ingesta de estos animales no es habitual en China y cada vez, especialmente entre los más jóvenes, hay más oposición social a que se permita hacerlo.

DATO

Después de que se relacionase la supuesta venta de animales salvajes en el mercado de Wuhan donde se cree que surgió el brote de la COVID-19, muchos chinos llamaron en redes sociales a poner fin a su comercio. Algunas provincias del país han comenzado ya a ofrecer subsidios a los criadores de especies exóticas para que dejen esas actividades y la cambien por la ganadería -con los animales permitidos por el Ministerio de Agricultura- o el cultivo de frutas y verduras.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios