Arequipa

Cierran tres locales educativos y detectan otros en mal estado

20 de septiembre de 2019
Colegios demostraron ser un riesgo para la integridad de los estudiantes.

Tres locales educativos fueron clausurados por la Unidad de Gestión Educativa Norte y la municipalidad de Cerro Colorado, debido a que no tenían autorización de funcionamiento, además de representar un riesgo para los estudiantes y docentes que a diario permanecían en el lugar.

Jules fue la primera institución educativa en ser cerrada temporalmente, porque sus instalaciones generaban un riesgo eléctrico para los estudiantes, además que sus documentos no estaban en regla, ya que no tenían la autorización de la Gerencia de Educación para su funcionamiento, es decir, trabajaban en la informalidad.

El arquitecto José Velazco, especialista en infraestructura de la Ugel Norte, encontró que las instalaciones eléctricas estaban expuestas, tenían cables mellizos, las puertas de los salones no estaban debidamente instaladas, puesto que abrían hacia adentro, cuando debían abrirse hacia afuera, existían divisiones de triplay, entre otros.

También se adoptó la misma medida con la institución Millikan, que tiene dos locales en el sector de Ciudad Municipal, ambos con las mismas carencias. Se había instalado en viviendas que habían sido adaptadas para colegios, y tenían por ejemplo, pisos cerámicos resbaladizos, habitaciones con muy poca ventilación e iluminación, patios muy pequeños como para que los estudiantes pudieran disfrutar del recreo, extintores vencidos y otros.

La falta de centros educativos por el lugar y la falta de previsión de los padres de familia por verificar las condiciones en las que estudian sus hijos, hizo que los promotores no respeten normas mínimas, por ello en la mayoría de los salones se pudo detectar el hacinamiento de estudiantes, en otra aula se encontró a estudiantes de sexto grado compartiendo con los alumnos de segundo de secundaria.

Según informó el funcionario de la Ugel Norte, el cierre de los colegios es temporal y se les ha otorgado un plazo para que puedan levantar las observaciones. Si es que así lo hicieran, los promotores tendrían que reprogramar el dictado de clases para que los estudiantes no se retrasen; de continuar cerrado el colegio, dijeron que se va a ver la forma de reubicar a los estudiantes en otras instituciones.

Los padres de familia quedaron desconcertados con la medida, puesto que temen que sus hijos pierdan el año escolar, además de la incertidumbre si es que están registrados o no en el sistema educativo.

DATO
“Este tipo de operativos debieron hacerlo en las vacaciones y si no tenían los documentos necesarios, no permitir la matrícula de los chicos. A estas alturas qué vamos a hacer con nuestros hijos”, señalaban.

Compartir

Leer comentarios