Cine

La complicada grabación de “La incondicional” de Luis Miguel

10 de junio de 2018

La incondicional es uno de los clásicos de la música romántica. Pero grabar su videoclip fue difícil. Tuvieron que lidiar con los administradores de la locación y los caprichos del entonces joven Luis Miguel. Netflix viene lanzando cada domingo un episodio sobre la vida del cantante y el último tocaron acerca del detrás de cámaras de este tema.

Por Christiaan Lecarnaqué L.

Toda canción exitosa tiene su historia. Y La incondicional de Luis Miguel no es la excepción. Hoy tú la escuchas, la atesoras y dejas escapar unas lágrimas por los recuerdos que te genera, pero hacerla, y grabar su videoclip, no fue fácil.

La incondicional es uno de los sencillos del álbum Un hombre busca una mujer lanzado a finales de 1988. Además de esta canción también destacan otras como Fría como el viento y Culpable o no. La canción fue compuesta por el maestro, hoy fallecido, Juan Carlos Calderón, uno de los principales pilares de la carrera del mexicano. En el año de su lanzamiento se convirtió en la número uno del ranking de la Billboard en Latinoamérica. Hablamos de 1988 cuando el también llamado Sol de México tenía 18 años. Cuando apenas se despojaba de la adolescencia.

Calderón pensó que Luis Miguel no sería capaz de cantarla. “La incondicional es una canción sin piedad porque exige unas facultades tremendas. El estribillo de la incondicional es muy duro y se estaba pidiendo eso a un chico que había cambiado de voz. Pero lo hizo y fue precioso (…) me demostró que fue un cantante acojonante”. Lo hizo bien. El problema vino con la grabación del videoclip.

El actor que interpreta a Luis Miguel en la serie, Diego Boneta, también confió que fue complicado cantar La incondicional. “La incondicional (fue difícil cantarla) porque además de su dificultad y de los rangos de voz que maneja, es un tema icónico y la gente tiene muy claro el nivel de la canción. Vive en la mente de todos”.

Luis Miguel, la serie, de Netflix, viene lanzando un capítulo cada domingo sobre la vida del intérprete. El último episodio giró sobre la grabación de este video de La incondicional. Hay detalles interesantes tocados en este capítulo, pero no va más allá hacia lo que en verdad sucedió. Porque implicó lidiar con un Luis Miguel poco dispuesto a desprenderse de su larga cabellera o lo complicado que resultó negociar la locación donde se filmó el vídeo.

LAS NEGOCIACIONES

El videoclip de La incondicional se grabó Heroico Colegio Militar de México. La historia del clip muestra a un joven desprenderse de su enamorada para ingresar a la vida militar. En la mayor parte de este material se ve al protagonista desarrollar ejercicios militares, asistir al dictado de clases y convivir con el resto de soldados.

Conseguir la locación demandó acceder a ciertos requerimientos. Las autoridades de este centro de estudios exigieron que el cantante, antes, se someta, por unos, días a las normas y experimente la rutina aplicada al resto de estudiantes. Luis Miguel aceptó. “Como persona tuve una experiencia muy interesante, conviví con los soldados, me adapté a sus disciplinas”, recordó Luis Miguel en una entrevista.

“Micky saltó de una plataforma de 10 metros para un clavado. Bajó por un edificio en rapel. Vivió la vida completa de un militar”, recordó Pedro Torres, director del videoclip.

EL PROBLEMA DEL CABELLO

Pero el problema vino con el cabello. Por esos años, el joven Luis Miguel lo tenía largo. Mostraba un look “aleonado”. Bastante largo y esponjado. Un típico look de los 80. Sin embargo como el colegio militar exigía que cumpliera con las normas militares, entonces tenía que cortárselo.

“Cuando supo que, por petición del entonces Secretario de Defensa, Antonio Riviello Bazán, debía de cumplir con las normas del Heroico Colegio Militar comenzó el gran problema, puesto que una de las principales normas era el corte de pelo. Al principio, se negó rotundamente. Simplemente, no quería dejar de lado su peculiar cabellera, signo de distinción entre sus millones de seguidores”, recordó Torres.

El cantante negoció, se puso nervioso, no quería mostrar un cabello corto. Al final solo era un joven inmaduro defendiendo su estilo. Sin embargo accedió, aunque a medias.

“La verdad y entre todas las anécdotas de la filmación, que duró cuatro días entre las grabaciones del Colegio y las de la Escuela de la Fuerza Aérea de Santa Lucía, la del corte de cabello es la más estresante y la de mayor tensión. Micky no quería y estaba muy nervioso. A pesar de que pidió tener muy de cerca a su estilista Marco Rosado, no dejaba de parar y dar indicaciones sobre el tamaño, la cantidad, el estilo… hasta que decidimos platicar y llegar a un acuerdo. Se le cortaría el cabello para tres tomas”, recordó Torres.

No se lo cortaron completamente. Le volaron las puntas y se apoyaron en los gorros militares para dar la impresión que se lo cortaba.

La voz de Luis Miguel se escucha en el videoclip desde la escena en que le rebajan el cabello. “Tú, la misma siempre tú/amistad, ternura qué sé yo/tú, mi sombra has sido tú/la historia de un amor/que no fue nada”. Su voz aparece mientras el militar a cargo usa tijeras y máquinas para sacarle la melena. Pero apenas cruzan las puntas. Se supone que esta escena es ficción, pero parece real. Porque ese personaje protagonista del clip se le ve muy nervioso.

“Trataríamos de tocar lo menos posible la forma, intentando rebajar solo los lados y un poco de atrás y con un par de trucos de Marco y de la cámara fue como logramos el efecto del corte, que parecía mucho más sustancioso de lo que de verdad ocurrió. En realidad, se le cortó poco y aun así él estaba muy nervioso y poco cómodo. Ya en las siguientes tomas ayudó mucho el gorro militar, pero puedo decirte que ha sido uno de los momentos de mayor tensión que viví al lado de Luis Miguel”, apuntó Torres.

La canción continúa “Tú, mi eternamente tú/un hotel, tu cuerpo y un adiós/tú, mi oculta amiga tú/ un golpe de pasión/amor de madrugada” y vemos a un Luis con el torso desnudo jugando con sus compañeros. El cabello ya está más corto, aunque no como los militares. Al ras de la cabeza.

Después del grabación, duró una semana, aproximadamente, se pulió el material y se lanzó el vídeo. Fue un éxito. Hoy en el canal oficial del cantante en Youtube lleva 62 millones de reproducciones. Y aún la gente atesora la canción.

¿Existió el cadete Tello?

En el último episodio de Luis Miguel, la serie, se ve al cantante acompañado de cadete Tello, quien supuestamente lo ayuda a involucrarse en las tareas militares. Esta semana se especuló mucho sobre él. Hasta lo ubicaron en el videoclip y se dijo que había ascendido a general. Nada más cierto. Porque nunca existió. Solo fue un invento de los guionistas.

“Sabíamos que Luis Miguel fue asesorado para ‘La Incondicional’, porque requería hacer ciertas cosas, pero no queríamos atarnos a las referencias, sino buscar un personaje entrañable, chavo y con convicciones. Había dudas de si debía estar, pero defendimos la permanencia porque sabíamos que podía conectar por lo que sabíamos de Luis Miguel”, señaló José Luis Gutiérrez Arias, uno de los guionistas de la serie. Y el nombre responde a uno de un amigo suyo.

Compartir

Leer comentarios