Entretenimiento

Claves para optimizar la experiencia del juego online

25 de octubre de 2019
Fuente: Capital.

La velocidad de Internet es importante, pero también hay otros ajustes útiles para mejorar las partidas en línea.

Desde hace ya algún tiempo, cientos de videojuegos ofrecen la posibilidad de jugar en línea por internet. Independientemente de la consola que se tenga en casa —PC, PlayStation, Xbox, entre otras— esta modalidad se ha vuelto muy popular entre gamers de todo el planeta, y en los últimos años ha ganado especial protagonismo gracias a los campeonatos de e-sports que reparten millones de dólares en premios.

Pero hay un asunto esencial: para disfrutar de una experiencia de juego online fluida es imprescindible tener una conexión que ofrezca una gran velocidad de transferencia de datos —de subida y descarga— y una latencia (ping) muy baja para evitar ralentizaciones o desfases. Para que este escenario ideal sea posible, es importante tener claros algunos conceptos y saber cómo configurar el router para fines de gaming. Aquí algunos aspectos clave.

Imagen relacionada

Dota es uno de los juegos en línea preferidos en el mundo.

LATENCIA: ENEMIGO CRÍTICO
Las diferentes consolas de juego y las computadoras pueden conectarse a Internet mediante cable de red o Wifi. No obstante, para efectos de jugar en línea, hay diferencias determinantes entre un tipo de conexión y otro. ¿Cuál conviene más? “Lo recomendable es estar conectados por cable al router. Las conexiones inalámbricas suelen tener una latencia superior a las del cable, son más inestables y pueden verse afectadas por interferencias o saturación”, refiere Gian Kim, gerente general de Softnyx Perú, una plataforma de videojuegos en línea que funciona bajo el modelo free to play.   

¿A qué alude el término latencia? Al tiempo exacto que tarda en ir y volver un paquete dentro de la red. El portal Xataka, uno de los blogs de tecnología más aclamados en el mundo de habla hispana, lo explica así: “La latencia mide la inmediatez de la conexión. Por ejemplo, si tenemos una latencia de 50 milisegundos, significa que ese es el tiempo que tarda en llegar un paquete de datos desde un servidor remoto hasta nuestro ordenador”.

Una ilustración útil para entender cómo afecta la latencia al juego en línea sería la siguiente: imagínate que estás jugando Call of Duty en modo multijugador. Le disparas a un enemigo varias veces, pero tus balas no le llegan. Por el contrario, a él le basta un solo disparo para acabar con tu personaje. ¿Qué pasó? Tu señal tardó más en llegar a los servidores del juego que la de tu rival.  

“La relación es simple: a menor latencia, mejor experiencia de juego”, dice Kim. Y añade un detalle importante: en la latencia influyen factores como la distancia entre los dos puntos que quieren entablar comunicación y las redes o saltos intermedios por los que tengan que pasar los paquetes.

Resultado de imagen para beastcoast

En Perú existen equipos profesionales que se dedican exclusivamente a los juegos en línea como Beastcoast, Dota.

OPCIONES DE MEJORA
Por lo general, el router de casa está configurado por el proveedor de Internet para permitir una óptima navegación, descarga de archivos y usar servicios como Skype, YouTube o Netflix. Pero para jugar online hay algunas opciones que se pueden ajustar para dar prioridad al tráfico de los juegos sobre otras aplicaciones.

Luis Salazar, gamer peruano que fue campeón sudamericano de Pro Evolution Soccer (PES), sugiere que una tarea esencial es configurar el router para asegurarse de que nadie se conecte a él sin permiso, de modo tal que consuma o sature el ancho de banda.

Para ello se debe ingresar en la configuración del router. ¿Cómo? Introduciendo la dirección IP del equipo en el navegador e iniciando sesión con el usuario y contraseña que suelen estar en la caja del aparato. “Esto es útil para asegurarse de que el Wifi esté configurado con una clave segura y con cifrado WPA2-AES. Además, debemos comprobar que el UPnP está desactivado —por seguridad— y que el firewall está habilitado, aunque en modo poco restrictivo”, afirma Luis.

Otra configuración esencial es la del Quality of Service (QoS). Este es un mecanismo utilizado para asegurar la priorización de tráfico y liberar un ancho de banda para determinados servicios. Una vez dentro de la interfaz de ajustes del router, se debe ubicar el menú QoS y activar la opción “gaming”. Este paso es fundamental para evitar el aumento excesivo de datos en la memoria (búfer) del router, reducir la latencia y ayudar a optimizar la velocidad y el rendimiento de las partidas en línea.

Publicación de Contentlab.

EPD

 

Compartir

Leer comentarios