Arequipa

Colapsaron los buzones de la ciudad por falta de drenajes

30 de enero de 2020

Por casi toda la ciudad los buzones de desagüe colapsaron luego de las fuertes precipitaciones que se registraron el día martes por la tarde, dejando olores repugnantes y desagradables que recorrían varias cuadras.

Según Juan Carlos Córdova, gerente de Sedapar, se atendieron 40 emergencias solo para desatorar desagües obstruidos con materiales que habían sido arrastrados por el agua desde las partes más altas.

“Se trata de un problema que se genera por las lluvias y debido únicamente a la falta de drenajes de la ciudad, cuya responsabilidad es enteramente de los municipios que no han realizado un efectivo sistema de evacuación de aguas pluviales, y este problema seguirá eternamente mientras no se haga un buen trabajo en la ciudad”, añadió el funcionario.

Dijo que si fuera un problema de la empresa de agua potable y alcantarillado todos los días del año tendrían este tipo de emergencias, pero no es así y se presentan porque el agua de lluvia ingresa a las tuberías de desagües hasta que estos comienzan a desbordarse y se debe solucionar el tema cuando vuelva la calma a la ciudad, tras las lluvias.

El problema está en que junto con el agua ingresó gran cantidad de arena, tierra, piedras, y otros, además de basura que está en calles y avenidas. Hay varios municipios que están ejecutando obras y que no han resguardado los materiales que se han encontrado dentro de los buzones que se han ido a limpiar.

Por la avenida Jorge Chávez, casi en el cruce con la calle Víctor Lira, un desagüe emanaba aguas servidas durante horas, y según señalaron comerciantes del lugar, acudió una cuadrilla de trabajadores de Sedapar que solucionó por unos momentos el problema, ya que luego volvió a taparse. El colapso tiene varios días.

Por la zona de Socabaya, en el ingreso al distrito, se pudo observar varios buzones por donde salían las aguas servidas, lo mismo que en la avenida Kennedy, en la avenida Estados Unidos en Bustamante, Paucarpata, entre otros.

Las cuadrillas de Sedapar no solo se dedicaron a desatorar dichos desagües, sino que también colocaban las tapas de los buzones que irresponsables ciudadanos retiraban para que ingrese el agua de lluvia, contribuyendo al colapso de las redes.

“Si bien las tuberías de desagüe son responsabilidad de la empresa, así como mantenerlas operativas, la responsabilidad por la falta de drenajes en la ciudad es de los alcaldes por no hacer un trabajo planificado y obras sin considerar los drenajes que son una obligación hacerlo de acuerdo a ley”, añadió Córdova.

AGRICULTORES EN PROBLEMAS
También los agricultores de las zonas bajas de la ciudad, como Bustamante, Hunter, Tiabaya, Sachaca, y otros, han sido seriamente perjudicados por la falta de drenajes, puesto que el agua de lluvia junto a las aguas servidas y gran cantidad de basura terminó desembocando en los terrenos de cultivo.

Estos ha provocado las inundaciones de los terrenos y con ello que los productos de tallo corto recién sembrados queden bajo el lodo, sin poder recuperarlos. La mayoría de avenidas que están cerca a terrenos de cultivos fueron hechas sin drenaje, como la Vía de las Convenciones, que recibe gran cantidad de agua de lluvias.

Compartir

Leer comentarios