Arequipa

Comerciantes retiraron toneladas de mercadería ante suspensión de servicio

4 de mayo de 2020

Sin embargo, muchos vendedores reclamaron por esta medida tomada por el Comando COVID-19.

El comando COVID-19 decidió suspender el servicio en las plataformas de Andrés Avelino Cáceres, Feria del Altiplano y Río Seco debido a la confirmación de casos positivos del coronavirus. Los comerciantes se quejaron de la medida, pero aprovecharon para retirar toda su mercadería.

Tras detectarse casos positivos de coronavirus, el Comando COVID-19 en Arequipa decidió cerrar la plataforma comercial Andrés Avelino Cáceres. Esta decisión repentina generó desesperación entre cientos de comerciantes y mayoristas que en horas de la noche del sábado llegaron a sus puestos para retirar su mercancía, la mayoría alimentos perecibles.

Pese al toque de queda, los comerciantes pugnaban hasta altas horas de la noche por trasladar su mercadería, en un intento por recuperar algo de su inversión. Incluso muchos tienen pedidos de toneladas de productos por llegar.

Bajo la mirada del personal del Ejército Peruano, los comerciantes, en algunos casos solos y otros con ayuda de estibadores, cargaban en camiones y camionetas sacos de tubérculos, frutas y verduras, con la esperanza de poder comercializarlos en algunas ferias.

Ellos calificaron de arbitraria la decisión del Comando COVID-19, de haber dispuesto el cierre de toda la plataforma comercial. Dirigentes como Valentín Choquehuanca, presidente del Mercado Nueva Esperanza, afirmó que sus asociados no están de acuerdo en trasladar sus productos a las ferias itinerantes, pues ellos han implementado medidas de protección sanitaria en sus puestos.

“Por lo menos nos hubieran avisado  con anticipación o darnos un par de días para distribuir  nuestros productos, ya que nos abastecemos  generalmente para dos a tres días y se trata de  productos perecibles, como  verduras, frutas o tubérculos, que se  pueden malograr si no se venden de inmediato”, añadió el dirigente.

Son aproximadamente 56 mercados que forman parte de la plataforma comercial, los que no podrán abrir sus puertas ante el hallazgo de casos positivos de COVID-19, y en prevención de un mayor número de contagios.

TONELADAS DE PESCADO

En el caso de Río Seco la situación es muy  similar. En esa zona está ubicado el terminal pesquero San Pedro, que abastece a la ciudad y que según el dirigente, Ismael Tito Machaca, tienen para la venta  en los siguientes  días un promedio de 20 toneladas de productos marinos que no tienen idea cómo los van a  distribuir.

Señaló que en su caso no saben qué harán con el pescado, puesto que para ellos trasladarlos a  otros  lugares para la venta es difícil, ya que no hay las condiciones adecuadas de manipulación,  como son las cámaras frigoríficas.

“Han  optado  por lo más fácil, cerrar el mercado en lugar de hacer un verdadero trabajo, responsable, de capacitar a todos los trabajadores  y que se tomen  las medidas más apropiadas para evitar el contagio”, añadió una trabajadora del mercado de El Altiplano en Miraflores, que también se afectará  con la clausura temporal.       

Además de la fruta y las verduras, lo que a ellos más les preocupa que harán con los productos como la carne o  el pollo, del cual se han abastecido esta semana para la venta de la semana.

Los dirigentes de  todos estos mercados están tratando de comunicarse con los integrantes del Comando COVID para explicarles su  problemática y que les den alternativas de  solución. Además de información sobre quiénes han resultado contagiados, puesto que desconocen los detalles.

En este sector, el 1 de mayo, las autoridades de Salud realizaron la toma de 450 pruebas rápidas, resultando seis casos positivos de COVID-19, en la Feria del Altiplano de Miraflores se aplicaron 250 pruebas saliendo seis positivos, en Río Seco se detectaron tres casos más.

Compartir

Leer comentarios