Arequipa

Con adendas y controversias Cobra obtendrá más de 426 millones de dólares

26 de julio de 2019

Cada una de las adendas firmadas ha significado una ventaja económica para la concesionaria que progresivamente fue y será asumida por el Estado peruano o por quienes adquieran tierras en el proyecto, y hasta el momento la concesionaria Cobra se estará llevando 426 millones de dólares, dijo el congresista Horacio Zevallos Gámez.

Explica en un documento que envió al gobernador regional Elmer Cáceres Llica que en la adenda 4 se modificaron 3 cláusulas (1.26, 4.11 y 25.3) que hicieron que el pago de los expedientes de las fases I y II, el Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos, el Estudio de Impacto Ambiental, así como el Supervisor Especializado, que eran responsabilidad de la concesionaria, pasaron a ser responsabilidad del Estado, con lo que la empresa se libró de pagar 20 millones de dólares.

Seguidamente, en el TUO del año 2015, se incrementó el costo del proyecto en 125,4 millones de dólares de manera irregular, pero además se cambió algunos factores a favor de la concesionaria como: retribución por su inversión en el proyecto, que pasó de 26 millones a 31 millones al año y la retribución por operación y mantenimiento que pasó de 4.8 millones a 6.5 millones al año. Esto significa que por los 16 años que la concesionaria controlará el proyecto recibirá 116 millones más de los que estaban planteados en contrato inicial, sin hacer absolutamente nada, solo modificando números en el contrato.

Ahora, el concesionario busca la adenda 13 basada en el injustificado cambio tecnológico con lo que pretende encarecer el proyecto en 104 millones más. El concesionario ha indicado que este monto lo prestará al Estado para financiar esta parte del proyecto, lo que ya es irregular por ser una modificación a la segunda fase que es de exclusiva responsabilidad de Cobra. Sin embargo, la retribución que recibirá por este dinero, que puede calcularse como lo hizo con su parte del cambio tecnológico, sería del 92% de los 104 millones, aproximadamente 94 millones de dólares.

A ello se suma que la concesionaria pretende que se le reconozcan 29.7 millones por las paralizaciones de obra que la empresa solicitó y 45.2 millones por supuestos trabajos adelantados hasta la fecha no acreditados.

DATO
Sumando todas las ventajas económicas que la concesionaria ha conseguido desde la adenda número 4 y que pretende conseguir con la adenda 13 y reclamando otros gastos, sumarían 426.9 millones que serían facilitados a su favor a costa del financiamiento del Estado peruano, el costo de las tierras y el agua del proyecto que finalmente serían pagados por los agricultores, también, de la primera etapa.

Compartir

Leer comentarios