Protestas

Con paro buscan defender a mafia de obras de construcción

18 de noviembre de 2019

Los integrantes de Construcción Civil y seguidores de los dirigentes Andrés Saya y José Luis Chapa buscarán paralizar la ciudad de Arequipa, exigiendo al Poder Judicial y al Ministerio Público su liberación inmediata.

Están convencidos que la detención preliminar de los integrantes de la supuesta banda denominada “Ladrillos Sindicales del Sur” son inocentes, y no es más que un tema político relacionado a las protestas contra el proyecto Tía María.

Estanislao Masca Ancco, secretario de Educación y Cultura del gremio, indicó que por piquetes se concentrarán en diversos sectores para luego marchar por diversas calles. Agregó que participarán un promedio de 10 mil trabajadores del andamio de las obras privadas y públicas que se ejecutan en la región Arequipa, incluyendo San Juan de Dios.

“Nosotros confiamos en los dirigentes, porque si tienen pruebas de lo que afirman, ya las hubieran mostrado y no estarían diciendo que está en proceso de investigación. El Poder Judicial los tiene que liberar porque son inocentes y tenemos el respaldo de toda la población”, añadió.

Mientras tanto, siguen apareciendo documentos, fotografías, vouchers, y otros, que podrían aportar a las investigaciones del caso, mediante los cuales se estaría demostrando la participación de algunos dirigentes en chantajes o extorsiones que acostumbraban hacer a las diversas constructoras que ejecutaban obras en la ciudad y la región Arequipa.

Una de las empresas que habría denunciado una presunta extorsión, cuya denuncia se adjuntó al expediente en investigación, corresponde al Consorcio Penitenciario Misti, que se encontraba ejecutando las obras de ampliación del penal de Socabaya. Según dicha denuncia, ellos habrían abonado a los dirigentes un promedio de 13 mil 200 soles, además de haberse visto obligados a colocar personal en la obra y pagar a otros que no trabajaron.

De acuerdo a esa denuncia habrían sido los dirigentes Quispe Itusaca, Wilfredo Juan y Quispe Flores, Edwin Quilly, quienes acudían a hostigar, coaccionar y generar actos de violencia en las instalaciones de la obra, cuando no se accedía a dichos pagos. Los depósitos de dinero se hacían a la conviviente de Edwin Quilly; Mayté Fabiana Quispe Flores, con quien tiene un hijo y a quien a inicio de año colocó una denuncia policial por abandono de hogar.

Se acordó que los pagos se iban a realizar de manera quincenal, a cambio que no se registren paralizaciones en las obras. Como parte de las pruebas, adjuntan en la denuncia los pagos de los meses de setiembre y octubre.

Compartir

Leer comentarios