Regionales

Conflictos sociales y protestas calientan Arequipa y sus provincias

20 de mayo de 2019

Han pasado casi cinco meses desde que las nuevas autoridades regionales, provinciales y locales asumieron sus cargos. En ese intervalo se han generado varios episodios de protesta, siendo uno de los más contundentes y violentos el del Sindicato de Construcción Civil en contra del Gobierno Regional de Arequipa.

Como lo afirmó el jefe de la Oficina de la Defensoría del Pueblo en Arequipa, Ángel Manrique, la protesta es el legítimo derecho de las personas, sin embargo, esto no puede desvirtuarse por actos violentos como el ocurrido entre la Policía y los obreros de construcción.

Otra es la situación cuando los canales de diálogo se rompen, dando paso a los conflictos sociales. La Defensoría del Pueblo informó que en Arequipa hay cinco conflictos sociales activos.

Dos se ubican en la provincia de Islay. Sigue activo el conflicto por los recursos hídricos. La construcción de represa Paltuture enfrenta a regiones Arequipa con sus vecinos de Puno. También con Moquegua.
El segundo de tipo socioambiental por el proyecto cuprífero Tía María de la empresa Southern Perú, que data de hace 10 años. En los últimos meses las protestas se han intensificado por la posibilidad de que el Estado otorgue la licencia de construcción del proyecto a pocos meses del vencimiento del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), en agosto.

A la lista se suma la demanda de los pobladores del distrito de La Joya con el Gobierno Regional de Arequipa, porque se culmine la construcción de la planta de tratamiento de agua potable.

En la provincia de Castilla también hay otro problema activo de tipo socioambiental. El protagonizado por los pobladores del distrito de Ayo que están en contra de la ejecución del proyecto hidroeléctrico Laguna Azul en la laguna Mamachoca.

Finalmente, la ejecución del megaproyecto agroenergético Majes Siguas II generó el reclamo de los comuneros de la provincia de Caylloma, que reclaman una compensación por el impacto del proyecto.

Por otro lado, en Castilla, al parecer, se viene gestando un nuevo conflicto por el proyecto minero Zafranal. Se han creado frentes de defensa que hasta el momento han logrado suspender los talleres participativos para que la minera valide su EIA. Por un lado, rechazan el proyecto por temor a la contaminación de cultivos y agua, y por otro, exigen obras para los distritos de impacto.

PREVENCIÓN
Ángel Manrique reiteró que corresponde a las autoridades regionales y locales activar sus mecanismos de prevención de conflictos, para evitar que la problemática trascienda y llegue a una etapa de crisis, incluso atentando contra la vida humana.

Exhortó a las autoridades a mantener un espacio de diálogo, escuchar a la población de forma transparente y permanente. “Hemos advertido que autoridades nuevas están en proceso de aprendizaje. El reto es lograr la legitimidad de la población, y eso se logra a través de atender los reclamos y mantener el diálogo”.

Si bien la Defensoría del Pueblo ha identificado cinco conflictos activos, las protestas también han merecido la intervención de la institución, como el protagonizado por el sindicato de Construcción Civil. En este caso se llegó a un acuerdo y el levantamiento de la huelga indefinida que paralizó las principales obras ejecutadas por el Gobierno Regional y Municipio Provincial.

CONFLICTOS SOCIALES
En el año 2018, según información estadística del Inei, la Defensoría del Pueblo identificó 2 mil 308 conflictos sociales, según bimestre, se observa mayor número (401) entre los meses de setiembre y octubre. La región Áncash registró mayor número (345) de conflictos sociales y menor número se aprecia en Ica (12). En Arequipa se registraron 84. En mayo en mayor cantidad (16)

PROTESTAS SOCIALES
En el periodo enero – noviembre 2018, se registraron 3 mil 197 protestas, en las que participaron 742 mil 774 manifestantes, se incrementaron en 938 y 85 mil 596, respectivamente, con relación a similar periodo del año 2017.

Lima muestra mayor número de protestas (873) y manifestantes (291 mil 419); asimismo, se aprecia cifras significativas en Arequipa (305 y 61 mil 20, respectivamente). En la lista le sigue Cusco (212 y 54 mil 38) y Puno (151 y 35 mil 62).

Compartir

Leer comentarios