Policiales

Construcción Civil usó cohetón y rompió vidrios de oficina municipal en protesta

15 de octubre de 2019
Policía especializada revisa consecuencias de la explosión.

Cohetón reventó vidrios de una oficina. Afortunadamente no hubo heridos. La Udex se hizo presente para evaluar este caso.

Al promediar las 9 de la mañana una fuerte detonación alarmó a los trabajadores de la Municipalidad Provincial de Arequipa y a los vecinos de los alrededores, más aún en quienes a esa hora laboraban en las oficinas del sótano municipal, debido a que los vidrios de una de las ventanas reventaron con la explosión.

En la parte externa se encontraba un grueso grupo de integrantes de Construcción Civil exigiendo a gritos la ejecución de obras de envergadura. Habrían colocado un cohetón cuya comercialización está prohibida, y lo hicieron explosionar. En el lugar quedaron los restos del artefacto pirotécnico y varios fósforos con los cuales encendieron la mecha.

“Felizmente en la oficina estaba solo, porque las consecuencias hubieran sido peores, debido a que con las esquirlas de los vidrios, muchos hubieran resultado heridos”, dijo Ángel Manrique, funcionario del área de Asentamientos Humanos, cuya oficina se encuentra debajo de la ventana donde se reventaron los vidrios debido a la explosión.

Personal de la Unidad de Desactivación de Explosivos (Udex) llegó al lugar para hacer una inspección y recoger las muestras que quedaron de la detonación. Al parecer se trataría de un artefacto que en la parte trasera lleva yeso prensado, el cual no se destruye, su comercio está completamente prohibido porque lleva pólvora y tiene combustión rápida, además de ser peligrosa su manipulación.

No es la primera vez que los integrantes de Construcción Civil utilizan artefactos pirotécnicos en sus movilizaciones, ya que cuando se convocó a un paro contra Tía María, en su recorrido también hicieron uso de bombardas para intimidar a la población.

DENUNCIA CONTRA SINDICATO
El procurador municipal, Mario Farfán, dijo que presentó las denuncias respectivas contra el sindicato y los que resulten responsables del atentado, ante la Fiscalía Penal, debido a que se puso en riesgo la vida de más de 30 trabajadores, no solo por la onda expansiva de la explosión, sino que al tratar de salir del lugar, por lo congestionado de las oficinas, hubiera podido generar accidentes fatales.

Ante la incertidumbre de lo que en un primer momento pasaba, se tuvo que suspender la atención al público.

En el lugar no se hizo presente el dirigente de Construcción Civil, Luis Saya, sino José Luis Chapa, de la Federación de Trabajadores, quien ingresó a dialogar con el alcalde Omar Candia, junto a otros representantes, a quien le exigieron la ejecución de obras.

Al salir de la reunión dijo desconocer quiénes estaban detrás de la explosión, que lo que importaba era el desarrollo de la ciudad, porque los obreros necesitan trabajo para mantener a sus familias.

Juan Alberto Calle López, dirigente de los trabadores desocupados de construcción, dijo que lo que pretende el alcalde provincial es devolver dinero a Lima antes que ejecutarlo, por eso la exigencia de inversión. “Estamos cansados de solo adoquinados, queremos obras importantes en la ciudad”, indicó.

Compartir

Leer comentarios