Transporte

Coordinarán con Fuerzas Armadas para control de transporte informal

6 de julio de 2020
No hay suficientes inspectores para controlar el transporte.

Municipalidad Provincial de Arequipa indicó que no cuenta con suficientes inspectores de transporte.

El transporte informal aprovecha la ausencia de la totalidad de unidades de transportes para llevar y exponer pasajeros al contagio de la COVID-19. Municipalidad cuenta con 40 inspectores ya que muchos han contraído la enfermedad.

Debido a la imposibilidad material de hacer un control efectivo del transporte informal, la gerencia de Transporte Urbano de la Municipalidad Provincial de Arequipa, estará coordinando con la Policía y el Ejército para que apoyen en esta tarea.

La información fue proporcionada por el subgerente de esta área, Juan Carlos Callacondo, quien dijo que apenas cuentan con 40 inspectores, debido a que se contagiaron con el coronavirus.

“Pero el transporte informal no es un gran problema, porque representan no más del 5 % del transporte en la ciudad y de acuerdo a como vayan saliendo más vehículos formales la población optará por algo más seguro para trasladarse de un lugar a otro, además, de tomar conciencia que está exponiendo su salud y su vida al seguir viajando en vehículos tugurizados e inseguros”, añadió.

Son mil 700 unidades del Sistema Interconectado de Transportes que están transitando por la ciudad, además, de las 11 mil unidades de taxis, los cuales seguirán circulando mediante el último dígito de su placa, pares o impares, iniciando hoy con el cero y mañana con el 1.

Sin embargo, y pese a las limitaciones, informó que la semana pasada se han trasladado al depósito municipal un promedio de 30 unidades informales, que están básicamente conformadas por las llamadas loncheritas, buses con más de 20 años de antigüedad y los taxis ticos que vienen haciendo servicio de colectivo.

Respecto a las pruebas rápidas, son los transportistas de buses los que han pasado por las mismas, y dependerá de los protocolos de cada empresa su realización periódica, que podría ser cada 15 días o al mes. En todo caso dijo, el control de la temperatura al iniciar y terminar la jornada será vital para determinar si el conductor o cobrador es sospechoso de ser portador de la infección.

COSTO DEL PASAJE DEPENDE DEL USUARIO

Sobre el costo del pasaje urbano indicó que no existe un reglamento como para poder sancionar si es que los transportistas incrementan el costo del pasaje. En todo caso dependerá del subsidio que más adelante les pueda aprobar el Estado.

“Es finalmente el usuario quien determinará si paga o no. Ellos pueden subir al bus y pagar el sol que está estipulado. Si el cobrador lo agrede física o verbalmente ahí si tenemos la potestad de sancionarlos e imponerles una multa que alcanza al 20 % de la Unidad Impositiva Tributaria, para lo cual los afectados tienen que presentar la denuncia correspondiente”, añadió.

Compartir

Leer comentarios