Coronavirus

COVID-19: Nueva York y París toman medidas para enfrentar rebrote

5 de octubre de 2020

En París cerrarán los cafés y bares, mientras que, en Nueva York, las escuelas. Por ahora las medidas durarán 15 días.

Los cafés y bares de París cerrarán a partir de esta semana para frenar el aumento preocupante de los contagios por coronavirus en la capital francesa, anunció el jefe de la Policía de París, Didier Lallement.

La medida se aplica también a los cafés y bares de la periferia más cercana a la capital durante un período inicial de 15 días.

Los restaurantes, en cambio, podrán permanecer abiertos, siempre y cuando respeten nuevas medidas sanitarias de seguridad, añadió Lallement.

Esta decisión fue tomada a raíz de los datos preocupantes que confirman una degradación de la situación frente a la pandemia. En este momento, París registra 260 casos por cada 100 000 habitantes y 36 % de las camas de los servicios de reanimación están ya ocupadas por enfermos de COVID-19.

«Entramos en una nueva fase», declaró la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que instó a los franceses a «trabajar todos juntos» para proteger a los más frágiles.

NUEVA YORK

Tal como se especuló el fin de semana, este lunes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó el cierre de las escuelas en los lugares críticos de la ciudad por el importante aumento de contagios de coronavirus.

El funcionario criticó a los gobiernos locales, a quienes acusó de no haber hecho lo suficiente en los 20 códigos postales de todo el estado donde se han registrado fuertes rebrotes. Principalmente, se refirió a Brooklyn y Queens, así como a algunas zonas en los condados de Rockland y Orange.

«Las escuelas en los puntos calientes fuera de la ciudad de Nueva York permanecerán abiertas por ahora (…) No tenemos el mismo nivel de problema, pero también voy a hablar con esos líderes comunitarios mañana (hoy), porque es más o menos la misma situación”, advirtió Cuomo.

Los 20 códigos postales en cuestión representaron el 21 % de todos los casos positivos el 3 de octubre y el 6.7 % de la población.

Cuomo también señaló que las instituciones religiosas deben detener las reuniones masivas y hacer cumplir las normas.

Compartir

Leer comentarios