Coronavirus

COVID-19 también ocasiona secuelas musculoesqueléticas

23 de septiembre de 2020
Coronavirus deja secuelas graves.

La enfermedad de la COVID-19 no solo genera secuelas respiratorias, sino dificultades musculoesqueléticas, alteraciones de la marcha y disfunciones, que limitan la realización de actividades normales en las personas que padecieron el SARS-CoV-2.

Así lo explicó ayer Efrén Arias Aquino, coordinador de Medicina Física y Rehabilitación de la Clínica San Juan de Dios, institución que viene atendiendo a pacientes con secuelas post coronavirus.

“El coronavirus no solo ha traído secuelas respiratorias, sino también de dolor de cuello y espalda, además del adormecimiento de una pierna o brazo; y al no existir un registro de las consecuencias que está produciendo, es que mientras más pacientes atendemos, estamos detectando mayores secuelas, ya que no son las mismas para todos, y en cada persona se presentan de diferente manera”, afirmó el especialista.

Del mismo modo, indica que cuando se inició la pandemia el común denominador de los pacientes que sufrían de COVID-19 era el problema respiratorio que producía, y que en estos meses se ha identificado que los pacientes hospitalizados por la enfermedad, están sufriendo de problemas musculoesqueléticos, alteraciones de la marcha y disfunciones, que los limitan en la realización de sus actividades normales.

“Frente a esta realidad, el papel de la fisioterapia se está revalorizando, ya que, en muchos casos, con una buena terapia física realizada en las unidades críticas (UCI), se puede ayudar a los pacientes postcovid a recuperar la movilidad, el volumen muscular y la fuerza que perdieron, para que, de esta manera, después de que salgan de alta hospitalaria tengan una mayor capacidad funcional”, explicó.

Finalmente, recomendó que el tratamiento tiene que ser realizado por especialistas en el área, porque muchos pacientes disminuyeron su patrón respiratorio y no pueden pararse solos ni caminar normalmente, y al querer forzarlos a que lo hagan, se les podría generar daños físicos irreversibles, puesto que la mayoría de ellos están sufriendo taquicardia y son considerados como pacientes neurológicos.

Compartir

Leer comentarios