Cultura

Cruz: «Tuvimos muchas dificultades pero se pudo cumplir con festejos»

19 de agosto de 2019

«Yo hago una evaluación muy positiva de las festividades en el sentido que tuvimos muchas dificultades, pero a pesar de ello se pudo cumplir con casi todo lo programado para festejar el 479 aniversario de Arequipa», señaló Nilo Cruz Cuentas, subgerente de Cultura de la Municipalidad Provincial.

Agregó que en estas actividades se tuvo muchas adversidades, porque en algún momento se habló de la posibilidad de suspender no solo una actividad, sino todo lo que se había programado para este aniversario, «sin embargo se tomó la decisión de continuar adelante y por ese mismo hecho consideramos que los resultados han sido de los mejores más allá de los expectativas que en un primer momento nos planteamos», dijo el funcionario.

«Por ejemplo el concurso de los artesanos de sillar tuvimos que trasladarlo hacia Yanahuara, lo cual no estuvo mal para descentralizar las actividades; igualmente se canceló la participación de algunas delegaciones que iban a llegar para el Festival de Tunas y Festidanza, asimismo se tuvo la suspensión de las labores educativas y con ello la cancelación de las funciones especiales que se hacían para los escolares, que llenaban el coliseo Arequipa; se tuvo el problema con el transporte que impidió un normal desenvolvimiento de la ciudad, y finalmente la intervención de los manifestantes en el Corso de la Amistad que fue el momento más crítico de todo este proceso; sin embargo, logramos superar y salir adelante», añadió Cruz Cuentas.

Aún hay actividades programadas y que se tienen que cumplir hasta el 4 de septiembre. Hoy, por ejemplo, se desarrollará la última función de Festidanza en el coliseo Arequipa, luego se tendrá el concierto de música sinfónica, igualmente el Festival Internacional de Jazz y los concursos de poesía y teatro loncco, el concurso de acuarela y finalmente el ascenso al Misti.

Sin embargo el funcionario municipal reconoció que cometieron errores y además tuvieron que lidiar con la incertidumbre generada por la huelga contra Tía María.

«Tenemos un corso que no hemos modificado desde hace más de 20 años, salvo en su recorrido y que se realiza como si se tratara de un pueblo chico, y eso no es lo que se quiere para Arequipa, no es digno de la segunda ciudad más importante del país, por lo que tenemos que superar en infraestructura, calidad cultural y artística, ofreciendo una programación más creativa para la ciudad», opinó.

Compartir

Leer comentarios