Cultura

Cementerio judío es puesto en valor después de más de 100 años

9 de marzo de 2019

Después de más de 100 años el Cementerio Judío, ubicado en la Apacheta, fue puesto en valor. A través de una inversión aproximada de 200 mil soles, realizada por el ciudadano Henry Clayman, el espacio que se encontraba en malas condiciones desde hace varios años y deteriorado por actos vandálicos, que usaban el espacio para ritos perversos, fue rescatado.

“Visité el lugar y observé que estaba canibalizado, y me pareció un insulto, más que una falta a la religión, y fue mi decisión renovar y consagrar el terreno con las tumbas de la propiedad de familiares que probablemente se encuentran en otros sitios, porque las tumbas datan de 1931 y 1935”, dijo Clayman.

El ciudadano judío explicó que el proceso de renovación se realizó a través de una gestión desde el 2018 ante la entonces Sociedad de Beneficencia Pública de Arequipa (SBPA). La gestión estuvo dirigida por Juan Melo, decano del Colegio de Relacionistas Públicos.

La mejora comprendió el rescate de 16 tumbas, todas con sus respectivos nombres, y una tumba que fue encontrada sin nombre alguno, al parecer producto del robo de la lápida.

Las mejoras iniciaron el 20 de diciembre del 2018, luego que la Beneficencia declarará como negativa la posibilidad de aportar económica y logísticamente para la mejora del espacio. Ante ello, indicó Clayman que decidió afrontar el gasto en su totalidad.

La ceremonia de puesta en valor se realizó el día 5 de marzo, fecha en la que terminó por ejecutarse todos los trabajos. Ese mismo día, narró el ciudadano judío, recibió la medalla de la cultura, distintivo otorgado por la Municipalidad Provincial de Arequipa a personajes ilustres de la ciudad. El reconocimiento fue entregado por el regidor provincial Carlos Sánchez, en un acto ceremonial en donde se interpretaron canciones judías y oraciones dirigidas por el rabino Blumenfeld.

Según Melo, aproximadamente el espacio de la necrópolis comenzó a funcionar desde 1900, considerado como el espacio británico.

Compartir

Leer comentarios