Cultura

“La maternidad debe ser deseada, sino no debe ser llevada a término”

10 de noviembre de 2018

Francesca Denegri, escritora, docente universitaria y una fiel activista feminista que considera a la sociedad peruana de un pensamiento patriarcal que oprime a la mujer, por el simple hecho de su género. Pide que las autoridades asuman agendas feministas para que las mujeres sean respetadas.

Por Jonathan Bárcena C.

La autora de diversos libros llegó hasta la Ciudad Blanca para participar en el Hay Festival Arequipa 2018, desde donde pidió al Gobierno y a la sociedad el respeto por las mujeres y su forma de pensar. Promovió la despenalización del aborto como una salida al excesivo machismo que permite a una mujer ultrajada llevar nueve meses a un bebé que no quiere y luego criarlo contra su voluntad. Aquí la entrevista.

-¿En un país machista, qué tan difícil es ser mujer?
Es una pregunta que tiene tantas respuestas, como mujeres somos, porque hay una interseccionalidad, es decir, las dificultades de ser mujer en un país machista se superponen a las dificultades del machismo, de la edad, de la clase social, de la educación. Una cosa es ser mujer quechua hablante campesina con instrucción primaria o ninguna y otra es ser mujer de clase media urbana blanca. Si queremos entrar por la parte política, diríamos que ser mujer en el Perú sigue siendo más complicado que ser hombre, aún si tienes todos los privilegios de clase, educación y raza.

-¿Es por la idiosincrasia de nuestro país?
No es solo la idiosincrasia, creo que vivimos en una sociedad patriarcal desde que tenemos memoria, en realidad no tenemos memoria de otro tipo de sociedad, una en donde las mujeres tengan autonomía del varón.

-Hay una dependencia…
Hay una dependencia económica, como lo más saltante y fundamental. Si estamos hablando de qué tan difícil es ser mujer en el Perú, yo diría que depende de tu educación; porque si eres profesional vas a poder acceder a un espacio de trabajo que te va dar un ingreso propio y por ahí hay que empezar. Una mujer no debe depender ni de su marido, ni de su padre, hermano o primo, sino de su propio trabajo. En el Perú hay una brecha salarial importante, aún a las mujeres que tiene escuela superior completa se les paga 30% menos.

-¿Por qué?
Una empresa optará en contratar a un hombre casi siempre. El prejuicio está en que la mujer en algún momento quiera ser madre, cuando lo sea se querrá dedicarse a su hijo y las leyes de la maternidad la avalan, eso para la empresa es una pérdida porque debe contratar a otra persona.

-¿Es posible llegar a una equidad de género en una sociedad patriarcal?
Sí es posible, sino las feministas no estaríamos reclamando, nos quedaríamos calladas en nuestras casas. Tenemos la convicción que llegaremos a una sociedad donde haya la igualdad de género, para eso hay que seguir luchando y resistiendo. Sin embargo, hemos avanzado bastante en los últimos 20 años, gracias al trabajo y al activismo de las mujeres, pero en este momento estamos enfrentando la reacción de sectores sociales, tanto de la iglesia como de la sociedad civil que nos amenazan con arrebatarnos lo que ya hemos ganado.

-¿Qué sienten que han ganado y se lo arrebataron?
El proyecto de incluir el enfoque de género en el currículo nacional de educación básica cuando estuvo el ministro Jaime Saavedra, ya estaba aprobado y hasta se imprimieron libros con la nueva currícula. Lamentablemente eso hoy fue cuestionado y el proceso fue suspendido, es una gran pérdida porque sabemos que para cambiar la sociedad tenemos que empezar desde que los niños entran al colegio.

-¿La desigualdad de género parte de casa también?
Por supuesto, cuando una criatura nace, lo hace con una anatomía femenina y masculina, eso es el sexo biológico y otra cosa es la equidad de género, es decir, tu identidad. Cuando ese niño nace varón o mujer inmediatamente lo visten de celeste o rosado, le compran carritos al varón y muñecas a la mujer, eso es ideología de género. Se piensa que por nacer con una anatomía masculina, se debe identificar con ese mundo masculino hegemónico, pero tal vez tú puedas nacer como varón e identificarte en un espectro de identidades. No necesariamente ser un macho que le gusta el fútbol y que quiere tener cinco mujeres a la vez, sino que quieras incluir algo femenino en tu vida, pero eso en esta sociedad es rechazado, a ese hombre le van a decir maricón.

-¿Se considera una feminista?
Total.

-¿Qué es ser feminista?
Lo que nos une a todas es la convicción de que las mujeres hemos sido oprimidas a lo largo de la historia por ser mujeres, hemos sido sometidas a la ley del padre, esposo, hermano, a la ley patriarcal. Tenemos conciencia de una opresión, que la seguimos recibiendo por razones de sexo y de género.

-¿Este sentimiento desencadena un feminismo?
Se desencadena en un movimiento que reclama una igualdad de derechos y eso empieza por el cuerpo, estamos hablando del aborto, por ejemplo. Una mujer es dueña de su cuerpo, al igual que un hombre, entonces si una mujer es violada y sale embarazada y no quiere tener a la criatura, ella debe tener todo el derecho del mundo de pedir un aborto del Estado con todas las de la ley.

-¿En el Perú el aborto está penado?
Justamente, el feminismo presiona para despenalizar el aborto, comenzando por el aborto por violación, no puede ser que una mujer que haya sido ultrajada deba llevar a término un embarazo que no quiere y luego criar a esa criatura.

-¿En qué situaciones se debe despenalizar el aborto?
El problema es que el embarazo lo lleva ella, entonces es muy fácil para una sociedad patriarcal argumentar una noche de calentura, como usted lo dice, yo pienso que una maternidad tiene que ser deseada, sino lo es, esa maternidad no debe ser llevada a término, no se puede obligar a nadie a ser madre.

-¿Ni aunque hayas cometido una irresponsabilidad?
El problema de la irresponsabilidad, como tú la llamas, es de los dos, pero quien lleva el peso es ella. Digamos que el enamorado asume su paternidad porque está enamorado, a los meses o a los años dice que ya no quiere nada con ella, lo más probable es que ese padre no va pasar pensión, entonces de que igualdad estamos hablando ahí, la noche fue compartida por los dos, pero quien se queda con el paquete es la chica.

-¿Qué beneficios traería despenalizar el aborto?
Lo principal es que esos abortos clandestinos no existirían. Si el Estado reconoce y no penaliza el aborto, esa chica sin medios no tendría que ir a un abortero de mala muerte que le haga una operación mal hecha, que la deje con secuelas y en el peor de los casos estéril o le produzca muerte. Entonces una ley que despenalice el aborto salvaría muchas vidas de jóvenes mujeres.

-¿En una sociedad tan conservadora, el Gobierno puede legalizar el aborto?
Por supuesto que sí, somos un estado laico, eso depende de la voluntad política del mandatario. Los partidos políticos y los políticos tenemos que asumir la agenda feminista que en este momento no lo hacen.

-¿Hay algún proyecto para despenalizar el aborto?
Verónika Mendoza tiene uno, hay congresistas feministas, como Tania Pariona, Gloria Montenegro, Maritza Glave, Indira Huillca que lo hacen. Creo que el Frente Amplio incorpora una agenda feminista. Pero, no me parece que el gobierno actual la tenga, a pesar que tiene una ministra feminista como Patricia Balbuena. No es suficiente tener ministras o congresistas mujeres, tienen que ser personas que tengan una agenda feminista para defender los derechos de la mujer.

Compartir

Leer comentarios