Cultura

Más de 100 agrupaciones participaron en concurso de danzas por la Candelaria

4 de febrero de 2019

El cielo nublado fue testigo del LV Concurso de Danzas Típicas y Nativas (autóctonas) en honor a la Virgen de la Candelaria, que se desarrolla en el estadio monumental Enrique Torres Belón de Puno.

En la competencia, que empezó con lluvia a las 7:00 horas y se prolongó hasta la noche, participarán 112 agrupaciones. Contó con la presencia de las principales autoridades de la Ciudad del Lago y alrededor de 15 mil asistentes, muchos de los cuales se protegen bajo paraguas.

Las danzas autóctonas son practicadas en muchas comunidades de la región Puno y se han conservado junto con sus elementos originales: pasos, ritmos, trazos coreográficos, rutinas de montaje e interpretación.

Así, las comunidades de danzantes aimaras y quechuas muestran impresionantes coreografías ensayadas durante varios meses.

Las presentaciones se hacen por series: danzas carnavalescas, danzas agrícolas, danzas pastoriles y sicuris.

Los conjuntos danzan al ritmo de melodías en que usan tradicionales instrumentos andinos como la zampoña, quena, el charango, entre otros.

Según el programa de actividades los agasajos continuarán el viernes 8, a las 6:00 horas, cuando se oficiará una misa de alba en el santuario de la Mamacha Candelaria.

A las 17:30 horas se efectuará la bendición de candelas y el traslado de la Virgen en procesión desde su santuario hacia la Catedral de Puno, y a las 18:00 horas se oficiará una solemne misa de vísperas en el santuario.

El LV Concurso de Danzas en Traje de Luces (mestizas) en honor a la Mamita Candelaria se desarrollará en el mismo escenario el próximo domingo desde las 7:00 horas.
Participarán 86 conjuntos y su presentación será por series: kullahuadas, kallahuayas, llameradas y doctorcitos; wacas wacas, tinkus y tobas; sicuris; caporales y tuntunas; reyes morenos y reyes caporales; diabladas y morenadas.
La Festividad de la Virgen de la Candelaria es la expresión religiosa y cultural más importante del Perú, y fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2014.
Se trata de una manifestación de sincretismo religioso que vincula la fe católica y los elementos simbólicos de la cosmovisión andina.

Compartir

Leer comentarios