Cultura

Municipalidad mejora y recupera el pasaje “Cañón” en San Francisco

22 de agosto de 2018

Obreros de la Municipalidad Provincial de Arequipa iniciaron la recuperación, mantenimiento y mejora del pasaje “Cañón”, ubicado en la calle San Francisco.

El pasadizo con más de 200 años de antigüedad y que estaba siendo utilizado por locales con fachada hacia la calle Mercaderes será puesto en valor bajo un costo de 149 mil 901 soles. La comuna a través del proceso de administración directa embelesará el lugar en 30 días calendario.

“Como calidad arquitectónica, de diseño, de ubicación y de conexión de dos calles, el pasaje es muy importante para el Centro Histórico.

Ese pasaje además ha estado abandonado por años de años y como Gerencia estuvimos peleando desde hace un año y medio para que se convierta en un espacio turístico, ya que conecta dos calles peatonales y para ello iniciamos su recuperación y su valor histórico cultural”, explicó el gerente del Centro Histórico de Arequipa, Víctor Dibán.

Según dijo el funcionario municipal la recuperación del paso consistirá en el embellecimiento de las fachadas que dan a la calle San Francisco y la calle Jerusalén. Dentro del pasaje público se realizará el limpiado y puesta en funcionamiento de luz pública ornamental, además de una recolocación del piso de piedra, mejora de las tapas de desagües, limpieza de las paredes de sillar y la mejora de las rejas de salida hacia ambas calles.

El corredor era utilizado por los comercios para sacar basura y depósito de cajas de gaseosas
A través de estas mejoras el ayuntamiento provincial tiene planeado que el corredor sea abierto en ciertos horarios. La propuesta es que durante la mañana se abra el espacio de siete a nueve de la mañana y por la tarde de cinco a siete de la noche, y que en adelante sea cerrado.

“Lo que pasa es que todavía hay dos personas que viven allí, hay dos viviendas y también por seguridad de los locales comerciales, pero sí podrá ser apreciado porque una vez que esté terminado, el espacio puede ser muy pequeño pero el valor arquitectónico es una maravilla”, declaró el gerente.

Existe además la propuesta de que las empresas dedicadas, en muchos casos a la venta de alimentos, creen pequeños lugares dentro de este corredor para que ofrezcan productos al paso, con el fin que el pasillo sea un lugar turístico.

“También puede ser como atractivo turístico porque no solo se trata de que se convierta en una calle de paso peatonal, sino que también se admire el pasaje y aparte de eso se ofrezca otro tipo de servicio como la venta de una gaseosa, un helado, un sándwich, pero sin invadir el pasaje”, explicó.

Compartir

Leer comentarios