Arequipa

De la Flor: “Los gobernadores no deben llevar sus ideas a extremos”

22 de septiembre de 2019

Propone cambios en los procedimientos de gestión y uso del canon y regalías que aporta la actividad minera en el país.

Por: Roy Cobarrubia V.

Pablo de la Flor, director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Energía, Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), habla sobre los cambios anunciados por el presidente a la Ley General de Minería. Indica que los gobernadores han propuesto puntos extremos que no benefician al sector. Y que esperan que se modifique los procedimientos de uso de los tributos mineros en favor de los gobiernos locales.

– El presidente señaló que mantendrá la expectativa el sector, ¿pero cree que se pueda con el conflicto social de Tía María?
Mire, creo que es importante que el presidente reconozca el aporte del sector minero que haya hecho un anuncio importante, plantear la conformación de un grupo de expertos que estén a cargo de la revisión de aspectos puntuales, en casos específicos del actual marco normativo minero. Entonces lejos de plantear una nueva ley de minería, lo que se va a hacer es revisar aspectos muy puntuales del actual marco normativo con miras a perfeccionar, entonces yo diría que esos fueron los puntos más importantes del mensaje presidencial, el reconocimiento del aporte minero y de que no habrá una nueva ley de minería, sino que será una revisión de la ley actual.

– ¿Cree que es el momento oportuno para realizar cambios en la ley, con la política remecida y conflictos sociales?
Nuestra preferencia hubiera sido que se aprobará en otra coyuntura sin los apasionamientos políticos y sin las presiones generadas por esta propuesta de adelanto de plazos electorales, creemos que es un tema lo suficientemente serio e importante para el Perú para plantear un trabajo más a profundidad y más extenso, y creemos en esa perspectiva que este es el peor momento para hacer esa revisión.

– Existe la propuesta de los gobernadores de la macrorregiónsur de crear nuevas instancias y plantean una nueva ley, no una modificación.
Los gobernadores tienen unas ideas llevadas a su extremo, y las propuestas de ellos es extrema. Básicamente se traduciría en la asfixia de la actividad minera y la banca rota del sector. Las propuestas son absolutamente disparatadas, porque van desde la implementación de un marco tributario expropiatorio hasta la creación de una empresa estatal minera, entonces esas propuestas creemos nosotros que resultan extreman y claramente contrarias a los intereses del país. Sin embargo, lo que se está poniendo sobre la mesa a propósito de las palabras del presidente de la República y antes el presidente del Concejo de Ministros, vamos a evocarnos a básicamente modificar aspectos que resultan perfectibles de la normativa, creemos que esa puede ser una línea bastante más fructífera que la anterior.

– ¿Qué puntos cree que se puede perfeccionar?
Para empezar, tenemos un serio problema con la proliferación regulatoria de los últimos años que ha devenido en la asfixia también del sector, se ha multiplicado, y de manera exponencial el número de trámites, permisos y autorizaciones, y eso no hace sino de socavar la competitividad del sector y creemos que allí hay un espacio de mejora importante. La simplificación administrativa, para la cual la sociedad ha ido preparando una serie de propuestas, algunas de ellas ya se están discutiendo en el seno de una mesa de trabajo que se ha conformado con el liderazgo del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Yo creo que sí, vamos a encontrar una serie de otros ámbitos en donde haya algunas posibilidades de ir perfeccionando el marco regulatorio.

– El tema social que ha sido el punto álgido en Tía María, ¿qué propondrían?
La conflictividad social en las zonas mineras del Perú guardan estrecha relación con la incapacidad del Estado de utilizar adecuadamente los recursos que fueron generados por el canon y las regalías mineras para cerrar las brechas sociales que seguimos arrastrando como el acceso a servicios básicos. La población en las zonas mineras sabe que el bienestar se genera, sabe que los recursos están allí, pero se siente frustrada porque esos recursos no se traducen en la mejora de su calidad de vida y creo que allí hay una enorme responsabilidad del Estado. La minería ha transferido casi 40 mil millones de soles en la última década a las autoridades municipales y regionales y estas autoridades apenas han podido ejecutar el 65% de su presupuesto.

– ¿Una crítica a los gobernantes?
Más que una crítica creo que es reconocer que tenemos un problema con el sistema de inversión pública, hay autoridades muy competentes, pero a las que se les es prácticamente imposible con las reglas actuales lograr que los proyectos salgan en los plazos y las urgencias requeridas, así que para lograr inyectarle agilidad deben acudir a otras alternativas como los Panamericanos. Creo que hace falta que repensemos como se articula y organiza el sistema de inversión pública porque no podemos seguir arrastrando los pies con este tema. Más que modificar el canon minero lo que necesitamos es un Estado que sea capaz de ejecutar los proyectos.

– ¿La licencia de construcción del proyecto minero, que quedó en ascuas, ¿genera un remezón en el sector?
Sin duda, genera enorme preocupación porque se trata de una empresa que cumplió con todos los requisitos y todas las obligaciones que la norma establecía y se trata de una autorización que siendo procedente fue suspendida. Entonces hay una enorme preocupación de los inversionistas respecto de la predictibilidad y la estabilidad de las reglas de juego en el país.

Compartir

Leer comentarios