Regionales

De policía a decano

28 de abril de 2019

Carlos Alberto Solís Puma es un hombre que desde niño se propuso la meta de dejar huella en su paso por la vida. A sus 48 años de vida siente que lo ha logrado y agradece a Dios, sus padres y el ‘empujón’ del P. José Schmidpeter, misionero comboniano, por haberlo ayudado.

Carlos Alberto Solís Puma es un hombre que desde niño se propuso la meta de dejar huella en su paso por la vida. A sus 48 años de vida siente que lo ha logrado y agradece a Dios, sus padres y el ‘empujón’ del P. José Schmidpeter, misionero comboniano, por haberlo ayudado.

En la búsqueda de servicio a los demás, Carlos Alberto Solís Puma ha hallado la razón de su existencia. Por vocación estudió para ser policía y por convicción para ser psicólogo, pues está convencido que con las dos carreras aportará su granito de arena en lograr un mundo mejor.

Es natural de Arequipa y proviene de una familia humilde. Él estudió la primaria y secundaria en el Colegio Nacional “Manuel Gonzales Prada” situado en Alto Selva Alegre, distrito donde guarda los mejores recuerdos de toda su infancia junto a sus progenitores Macario y Aquilina.

La vocación de servicio la tiene desde niño, y es que siempre ayudaba con gusto en las labores de su hogar, además asistía con frecuencia a la Parroquia “El Buen Pastor” a participar en las catequesis y más adelante ingreso al postulantado de la Comunidad de los Padres Vicentinos en la ciudad de Lima con la intención de ser un predicador de la palabra de Dios-, nos manifiesta.

Precisamente ese acercamiento con el Creador, lo motivó a estudiar dos años en el Instituto Superior de Estudios Teológicos “Juan XXIII” y evaluar con madurez la idea de ser sacerdote. No obstante, le hicieron desistir su intención los votos de pobreza y castidad.

Animado por un amigo es que decide postular a la Escuela Técnica de Suboficiales de la Policía Nacional de Charcani. Sus padres hicieron el esfuerzo necesario para juntar el dinero que hacía falta y contaron con el apoyo del P. José Schmidpeter, un misionero alemán hoy con 82 años y promotor de la cadena de famosos policlínicos Espíritu Santo.

De los 48 años de vida que tiene Carlos Alberto Solís Puma, 27 fueron dedicados al servicio de la Policía. Recibió la instrucción necesaria por el tiempo de doce meses y luego egresó como guardia para dirigirse a Puno a laborar por el tiempo de cuatro largos años.

Más adelante fue trasladado a la Ciudad Blanca, desempeñándose ahí como policía de tránsito. También laboró como seguridad externa en el Penal de Socabaya, antes que el Instituto Nacional Penitenciario de Perú (Inpe), asuma la batuta de la seguridad interna y externa de los centros penitenciarios del país. Agradece a su Institución Policial por la oportunidad brindada en su desarrollo como profesional y espera ser un modelo para sus demás colegas policías y puedan lograr las metas que ellos también se propongan.

EL MUNDO DE LA PSICOLOGÍA

Todo lo logrado, no fue suficiente para Carlos Alberto Solís Puma, y es que sentía que aún podía hacer algo más para contribuir en mejorar la calidad de vida de su prójimo a la par de seguir cosechando victorias y continuar creciendo, profesionalmente hablando.

Es así que postuló a la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), a la Escuela Profesional de Psicología, alcanzando una vacante y manteniéndose ahí dentro del tercio superior con buenas calificaciones, llevando todos sus cursos en primera matricula durante los 6 años que dura la carrera.

“La carrera de psicología me iba a permitir comprender a las personas y ayudarles a resolver sus conflictos, por eso la elegí, es mi manera de contribuir en mejorar la sociedad”, remarcó Solís.

DECANO

Entre los años 2010 y 2011, Carlos Alberto Solís Puma formó parte de la Junta Directiva del Colegio de Psicólogos del Perú CDR III Arequipa – Moquegua. En la fecha citada se desempeñó como Secretario General, lo que lo llevó a conocer con mayor detalle el manejo administrativo de dicha orden profesional y lo motivó a postular al decanato en el 2018.

El día domingo 16 de diciembre en la reñida contienda electoral resultó ganador, pero a consecuencia de conflictos internos -generados por la anterior representante-, recién ha logrado asumir oficialmente la decanatura el 21 de enero del 2019.

Decidido a realizar una eficiente labor hasta el 27 de diciembre del año 2021 (tal como lo señala la norma), se ha comprometido a trabajar de manera inmediata en la reingeniería de la página web, con la finalidad que los dos mil 200 colegiados de su Orden accedan a la habilitación on-line, realizar cursos para una capacitación constante, modificación de la Ley 30702 así como también modificación de los estatutos para que los Consejos Directivos Regionales de todo el país tengan cierta autonomía en su manejo administrativo y económico.

Además Solís Puma prometió la firma de convenios con otros colegios profesionales para que puedan acceder a los centros de esparcimiento de estos, debido a que el terreno ubicado en Socabaya de 1,14 hectáreas de propiedad de los psicólogos se mantendrá todavía hipotecado hasta diciembre del año 2021.
“Ahora me encuentro laborando en el Hospital de la Policía en el Departamento de Promoción de la Salud, y estoy a punto de terminar mi proyecto de maestría para enseñar a universitarios lo noble de esta profesión”, puntualizó tras destacar que su palabras claves en la vida son la perseverancia y determinación.

SALUDO

El actual decano del CDR III saluda a todos sus colegiados que este 30 de abril celebran su XXXIX aniversario institucional y “Día del Psicólogo” y los insta a seguir trabajando por el bienestar de las personas y el desarrollo de nuestra comunidad.

Compartir

Leer comentarios