Arequipa

Defensoría del Pueblo identifica falta de ambientes  adecuados y personal en centros de salud

7 de agosto de 2020
Ángel María Manrique, representante de la Defensoría del Pueblo en Arequipa.

Pide atender necesidades a la Gerencia Regional de Salud.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Arequipa demandó a la Gerencia Regional de Salud evaluar con urgencia la asignación presupuestal que se brinda a los centros de salud que atienden a pacientes COVID-19, para dotarlos de ambientes adecuados y el personal necesario. 

 A la fecha solo se han activado 22 centros de salud para enfrentar al coronavirus en la provincia de Arequipa, detectándose inequidad en la distribución del número de profesionales que laboran en estos centros.

“A raíz de una supervisión realizada a 15 centros de salud de la ciudad, en julio la oficina defensorial detectó que el 70 % cuenta con circuito para atención de pacientes COVID-19. Sin embargo, sus ambientes no están separados apropiadamente, generando espacios de posible infección cruzada”, indicó Ángel Manrique, jefe de la Defensoría en Arequipa.

La institución también identificó que, si bien se acondicionaron carpas en los exteriores de los centros de salud, estas fueron gestionadas por las propias direcciones y no se ha coordinado para que cuenten con seguridad por parte de la Policía Nacional del Perú (PNP) ante situaciones de agresión al personal de salud.

Manrique Linares, sostuvo que urge ampliar la atención de los servicios de salud COVID-19 y no COVID-19 en todos los centros y postas de salud dotándolos del presupuesto necesario para el pago de servicios básicos de energía eléctrica, agua y telefonía móvil, de acuerdo a la Resolución Ministerial n.° 225-2020-MINSA, que declara en alerta roja los establecimientos de salud.

La entidad también identificó centros con más de 50 trabajadores y otros con tan solo 5. En estos últimos solo uno es médico por lo que la distribución no ha tenido en cuenta la demanda en cada distrito y que afecta directamente la atención de las personas. Asimismo, solo el 50 % de los centros de salud supervisados recibieron nuevo personal en el contexto de pandemia, sin embargo, en algunos casos, al cabo de algunos días los profesionales fueron reasignados al hospital Honorio Delgado Espinoza.

DATO

Otro hallazgo del reporte concluye en que no existe personal necesario para el monitoreo (vigilancia epidemiológica) a los pacientes positivos ni para la conformación de equipos de respuesta rápida, lo que denota una gran debilidad en el sistema de atención primaria de salud. Además, solo 50 % de los centros supervisados cuenta con ambulancias y, en algunos casos, cuentan con el vehículo, pero no tienen chofer, situación que genera un alto riesgo de afectación de la salud y la vida de los pacientes que requieren traslado y referencia a un hospital de mayor complejidad.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios