Ciencia

Ellas tienen mucho que decir en los Esports

23 de julio de 2018

Cuando hablamos de e-Sports o deportes electrónicos se nos viene a la mente un mundo dominado exclusivamente por el género masculino, pero nada más lejos de la realidad, después de años los e-Sports están alcanzando un equilibrio de género y videojuegos tan populares como Fortnite revelan que casi la mitad de sus 45 millones de jugadores son mujeres.

Fortnite ha hecho un esfuerzo para atraer a las mujeres de una manera muy obvia, es uno de los pocos juegos de disparos que presenta personajes femeninos en sus anuncios. De los 111 personajes, 39 son  mujeres. Esto convierte al juego de supervivencia en uno de los más igualitarios en cuanto a género se refiere.

Aun con estos números positivos, el número de jugadoras profesionales continúa siendo muy inferior con respecto a la cifra masculina, y no es por falta de talento entre las gamers femeninas, desde luego. La ventaja de los deportes electrónicos, en comparación con otras disciplinas como el atletismo o el fútbol, es que no existen restricciones de género para competir, cualquier equipo puede ser mixto. Sin embargo, cuando alguno ha optado por dar cabida a una mujer, la discriminación, machismo y el ciberacoso en las redes ha sido la respuesta de la comunidad.

“Los eSports están dominados por los hombres y hay un sexismo evidente. Los directores de equipos se reirían de la idea de contar con una mujer en sus filas. Preferirían contratar a un chico con peores habilidades antes que a una mujer con más nivel” comenta Maria “Remilia” Creveling, la primera chica en llegar a la máxima competición de League of Legends en Estados Unidos.

El pasado enero, una encuesta realizada a jugadores de la League of Legends Championship Series (LCS), la liga más importante del videojuego League of Legends en Europa y Norteamérica, puso de relieve una situación dramática: El 27% de los jugadores dijo que no se sentiría a gusto compartiendo equipo con una mujer.

En general, las respuestas sonaban a las excusas que, históricamente, se han utilizado para justificar el machismo en todos los sectores. Solo que ahora estaban en boca de los profesionales de una nueva modalidad de entretenimiento cuya edad media ronda los 20 años.

“Yo vengo jugando desde hace años y desde los inicios siempre hubo el desdén por ser chica, incluso en los chat de juego se burlaban, insultaban e incluso creían que era un chico con Nick (nombre) de chica; tanto era la presión que en ocasiones tenía que vestirme de chico para asistir a los torneos presenciales que habían, fue un tiempo difícil para mí.” Comenta Aledis “AibyC” Cruz Player de LEO Gaming (equipo femenino de Dota2).

Poco a poco las mujeres van rompiendo la barrera de los e-Sports. La discriminación que sufren no ayuda a que muchas de ellas, por brillantes que sean, se planteen un futuro profesional en los videojuegos. El peaje a pagar a lo largo del recorrido, como acoso, menosprecio y trabas infinitas, se torna demasiado caro como para asumirlo.

Compartir

Leer comentarios