Deportes

La hinchada más fiel del planeta

11 de junio de 2018

Acompañó a la selección en los momentos más críticos. Hoy disfruta su esfuerzo. Miles empezaron a viajar a Rusia a alentar a la bicolor.

Por: Christiaan Lecarnaqué L.

El día que Jefferson Farfán anotó el primer gol ante Nueva Zelanda en Lima e inició el camino de la clasificación de Perú a Rusia, los hinchas sacudieron el suelo de la capital. Literalmente movieron Lima. El Instituto Geofísico del Perú (IGP) detectó un microsismo producto del salto del hincha emocionado por el retorno de la bicolor a una copa mundial.

Ese día hubo “una vibración propagada por el suelo provocada por los saltos eufóricos al unísono de unas cincuenta mil personas que asistieron al Estadio Nacional”, explicó el presidente del IGP, Hernando Tavera. El sacudimiento se registró en los distritos limeños de San Borja, El Agustino, El Rímac y San Luis. La magnitud apenas llegó a 1 grado, pero suficiente para valorar el sentimiento del hincha a su selección.

Esperaron tres décadas por este momento. Los hinchas nunca perdieron la fe. Iban al estadio o apreciaban el partido en televisión. Ante cualquier esperanza el corazón latía con más rapidez. Perú puede llegar. Pero otra vez no llegaba a una copa mundial. “Igual en la otra eliminatoria la hacemos”, pero una vez más la misma historia. La bicolor se quedaba. Hasta que llegó el momento de dar ese grito aguantado por 36 años, porque Perú esté en el mundial.

Las cifras avalan este sentimiento. Según el diario Depor, la selección nacional llevó 35 mil espectadores al estadio en toda la historia de las eliminatorias. El partido entre Perú y Brasil del 16 de noviembre del 2003 reportó la mayor cantidad de hinchas. Setenta mil en estadio Monumental.

La bicolor debutó en una eliminatoria en 1957. Enfrentó a Brasil ante 49 mil 216 espectadores. Aquel encuentro quedó empatado a un gol por lado. La bicolor no llegó a la copa mundial. El partido entre Perú y Colombia, rumbo al mundial de Chile 62, superó esta cifra. Alcanzó los 50 mil hinchas. Aquel encuentro también terminó en empate. La selección tampoco clasificó.

Ni en los momentos más duros bajó la fe. Por ejemplo en el proceso de eliminatorias Brasil 2014, el promedio de espectadores llegó a 37 mil espectadores. El encuentro entre Perú y Chile convocó a más fanáticos. Alcanzó el récord de 43 mil almas en el estadio Nacional. Ese partido ganó Perú por un gol. Igual no clasificamos.
En las eliminatorias Rusia el promedio de espectadores llegó a 35 mil. El match con más asistentes fue ante Bolivia. El estadio Nacional cobijó a 50 mil hinchas. Aquel encuentro la bicolor ganó por 2 a 1, triunfo necesario para llegar a Moscú.

Los números demuestran esta fe. Los rating de los partidos transmitidos por canales de televisión no bajan de los 30 puntos. Ni siquiera en los tiempos malos. Por ejemplo el Perú – Paraguay de noviembre del 2015 alcanzó 36 puntos y el Perú Uruguay del 28 de marzo del 2017 llegó a los 37.2 puntos.
Redes sociales también midió el sentimiento nacional. Los hastag más usados en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y otras) fueron: #ArribaPeru (60 mil 186 menciones), #ContigoPeru (32 286 menciones) y #UnSoloAliento (22 mil 312 menciones), según Quantico Trends (investigación realizada entre 1 de octubre y 10 de noviembre del 2017).

De acuerdo este estudio la mayoría de comentarios (95 por ciento) son positivos y usan con mayor frecuencia Twitter. El 57 por ciento de hinchas virtuales son varones y 43 por ciento mujeres. El 46 por ciento tiene menos de 25 años de edad.

ALIENTO AÑEJO
Este aliento no se vive solo en la actualidad. Sino que se arrastra desde el primer mundial. Una imagen del libro “Los mundialistas” revela a una muchedumbre aglomerada alrededor de la sede de El Comercio en Lima escuchando a través de parlantes, colocados en los balcones de ese local, la narración del primer partido de Perú en un mundial. La selección debutó con Rumania ante dos mil almas en Uruguay. Ese encuentro lo perdió.

En otra toma vemos a los pacientes de un hospital viendo la transmisión del partido en un pequeño televisor a blanco y negro. Mientras que sentados en unas bancas de madera otro grupo observa el encuentro en un negocio de flores.

EL HINCHA DE LA TÚNICA
El hincha peruano tiene diferentes perfiles. David Chauca Quispe llama la atención por su fidelidad a la bicolor, pero también por sus prendas. Cabello, barba larga y viste túnica blanca. Mantiene una fuerte fe a Dios, pero también a la selección. Aunque ser hincha incondicional no ha sido fácil.

Pertenece a la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal fundado por Ezequiel Ataucusi. “Me convertí a los 22 años. Era muy malo. Allí me nació una fe verdadera”, recuerda en el libro “Benditos: 13 historias no aptas para incrédulos”. Hoy tiene 41 años y dos hijos. Pero años atrás, en marzo, 2012 fue protagonista de titulares en los diarios cuando izó la bandera de Perú en Arica en las afueras del aeropuerto de Chacalluta. “Siempre fui pacifista. Solo quería apoyar a mi selección”, se excusó cuando lo liberaron.

Nunca se perdió una oportunidad de aliento a la selección. O iba en bus o en taxi. Pero siempre llegaba. Incluso se perdió de dos sábados de oración dedicados a Dios, sétimo día sagrado para estas organizaciones reservado para la adoración del Todopoderoso. Pidió perdón por esa falta. Pero jamás faltó a su selección.

Ni tampoco lo hará en el mundial. Porque ya está en Rusia. Gracias a la intervención de un alcalde, consiguió los pasajes y la entrada para el primer partido ante Dinamarca a jugarse este sábado 16 de junio a las 11 de la mañana. En su cuenta de Facebook se ven imágenes del también llamado hincha israelita en tierras rusas.

EMPIEZAN A VIAJAR
También viajaron 15 representantes de la hinchada llamada “La blanquirroja” autora de 15 canciones de aliento a la selección. Partieron el domingo con bombos, tambores, cajones, trompetas y otros instrumentos para alentar al equipo dirigido por Gareca.
Según información de la Fifa, Perú es uno de los países que más entradas compró para la copa mundial. A la fecha los peruanos compraron 43 mil 583. Solo Colombia, México y Argentina nos superan en Latinoamérica. Hasta el momento se ofrecieron más de 2 millones de boletos para la copa mundial.

Mientras se estima que la participación de Perú en el mundial aportaría hasta 0.5 por ciento al PBI. Solo en la etapa de clasificación se vendieron tres millones de camisetas. La venta de televisores se elevó en 45 por ciento en el Día de la Madre, en tanto con el regreso de Paolo Guerrero a la selección llegó a 289 por ciento.
El corazón del hincha está al tope. Su fe en la selección jamás estará en duda.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios