Transporte

Desde el 4 de junio cierran toda la calle San Juan de Dios

30 de mayo de 2019

Con el objetivo de culminar las obras del eje vial Jerusalén – San Juan de Dios para la fecha prevista, es que se cerrará toda la vía, desde la esquina de Santo Domingo hasta la avenida Salaverry, trabajo previsto a iniciarse el próximo martes 4 de junio.

Los trabajos deben ser culminados a más tardar el 30 de noviembre y hacerlo por tramos, como se ejecutó en la calle Jerusalén, les toma más tiempo de lo previsto, según informó el subgerente de Obras Públicas, Eduard Pinto Salas.

Mientras tanto se estarían habilitando las cuadras de la calle Jerusalén, aunque solo para el transporte motorizado, debido a que todavía no se ha comenzado a trabajar con las veredas, debido a que no se ha culminado el proceso de licitación para la adquisición de la piedra laja.

Para ello se ha dispuesto el reordenamiento del tránsito en las vías aledañas para tratar de minimizar el impacto que tendrá cerrar esta importante arteria central de la ciudad, incluso algunas de ellas tendrán que cambiar de sentido y otras calles serán destinadas únicamente para el transporte público.

La calle Ayacucho, puente Grau, Juan de la Torre, Cruz Verde hasta 7 Esquinas, la parte final de Sucre y 28 de Julio serán de uso exclusivo para el transporte urbano. Igualmente Garcí Carbajal, las calles Romaña y Leticia, además de la avenida Olímpica en IV Centenario.

Las calles San José y Moral cambiarán de sentido y ahora serán de subida partiendo desde La Marina, mientras que las calles Santa Marta, Ugarte, además de Melgar y Zela serán de desfogue hacia la avenida La Marina. La cuadra frente al mercado San Camilo, también cambiará de sentido, mientras que Consuelo permanecerá igual.

El subgerente de Circulación Vial, Francisco Málaga, indicó que a pesar que ya se han hecho una serie de estudios sobre el flujo del tránsito por estos sectores, además de varias pruebas en vacío, cuando se lleve a cabo el cierre de las calles, se seguirá con la evaluación y si es necesario algunos cambios, se podrán hacer las modificaciones.

Previamente se va a llevar una campaña información, señalización, además de contar con la presencia de inspectores y efectivos de la policía para guiar a los transportistas. “Seguramente los primeros días van a surgir inconvenientes, como ocurre con cualquier cambio, pero posteriormente el tránsito se irá regularizando”, añadió.

Las modificaciones incluso podrían alterar las ciclovías, por la calle Tristán y La Merced, las que podrían momentáneamente volverse para dos carriles de unidades motorizadas, mientras se ejecutan las obras en la calle San Juan de Dios.

Los trabajos en esta vía consisten en el cambio y la rehabilitación de las redes de agua y desagüe, cuyas tuberías se estarán cambiando, ya que tienen más de 60 años de antigüedad; el soterrado de las redes de baja y media tensión, los cables de empresas telefónicas, eliminando la gran cantidad de cableado que cuelgan de los postes.

DATO

De la misma manera se estará instalando la red de drenaje pluvial, la ampliación de las veredas, la implementación de nuevos postes de alumbrado, arborización y mobiliario urbano. El proyecto también incluirá una ciclo vía.

Compartir

Leer comentarios